Cuatros funcionarios de la inteligencia estadounidense testificarán hoy contra Trump

El presidente del Comité de Inteligencia del Senado, el republicano Richard Burr, tendrá la tarea de determinar qué tan ciertas son las denuncias contra el mandatario. Foto: AFP.


Cuatro altos funcionarios de los órganos de seguridad de Estados Unidos comparecen hoy ante una comisión del Congreso, en el marco de la investigación de la presunta injerencia rusa en la campaña electoral de 2016, antes del testimonio el jueves del exdirector del FBI James Comey.

El Comité de Inteligencia del Senado recibe desde las 2:00 p.m hora de Washington, en una audiencia pública al Director Nacional de Inteligencia, Dan Coates; a su par de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), Mike Rogers; al director interino del FBI, Andrew McCabe; y al número dos del departamento de Justicia, Rod Rosenstein.

Los legisladores procurarán saber en qué estado están las investigaciones sobre las operaciones de piratería y de influencia rusa durante la campaña electoral, pero también sobre su aspecto más sensible: una eventual coordinación entre allegados a Trump y Moscú.

No es seguro que todos puedan o deseen comentar un caso tan sensible y parcialmente secreto, sobre todo después que un fiscal especial, Robert Mueller, se hizo cargo de la investigación.

Pero Coats y Rogers serán interrogados en particular acerca de presiones personales que el presidente habría ejercido sobre ellos.

Según el diario The Washington Post, Trump les habría pedido en marzo que lo defendieran públicamente ante las acusaciones de colusión con Rusia, a lo que ellos se habrían negado.

En vivo y en directo.

La audiencia de este miércoles servirá de preludio al acontecimiento de la semana: el testimonio, ante los mismos parlamentarios el jueves, de James Comey, despedido el 9 de mayo de la dirección de la policía federal (FBI), quien se ha mantenido en silencio desde entonces.

“Me alegro de que sea una audiencia pública”, dijo el jefe de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer. “Sobre un tema tan grave, los estadounidenses merecen escuchar toda la verdad, y nada más que la verdad”.

De acuerdo a CNN, Comey está dispuesto a contar todo lo que sabe.

La audiencia de Comey, que tendrá lugar en una inmensa sala, será excepcionalmente retransmitida por las cadenas nacionales ABC, CBS y NBC, así como por los canales de información.

Los bares en la capital federal abrirán temprano para difundir la sesión.

Según ABC y CNN, el exdirector del FBI no acusará al presidente de obstrucción de la justicia, pero desmentirá algunas de sus afirmaciones, como cuando dijo en mayo que Comey le había asegurado que el nombre del mandatario no aparecía en esa investigación.

El exjefe del FBI se presentará como un “testigo de los hechos”, que describirá sus intercambios con el presidente y “dejará los análisis jurídicos a los demás”, de acuerdo a una fuente anónima cercana a Comey citada por CNN.

“En vez de apoyarnos en artículos de prensa y rumores, le preguntaremos directamente a quienes estuvieron involucrados”, dijo el senador republicano Marco Rubio, uno de los 15 miembros de la comisión.
(Con información de AFP)
La Casa Blanca se prepara para enfrentar las declaraciones Comey ante el Congreso

Exdirector del FBI, James Comey. Foto: Agencias.


La Casa Blanca y sus aliados se preparan para aliviar los posibles daños del testimonio que el ex director del FBI, James Comey, rinda ante el Congreso del país, en una comparecencia que podría revelar nuevos detalles sobre sus discusiones con el presidente Donald Trump acerca de las pesquisas federales relacionadas con la supuesta intromisión rusa en los comicios de noviembre.

A una pregunta de la prensa sobre la próxima comparecencia de Comey, Trump respondió el martes: “Le deseo suerte”.

La Casa Blanca y sus aliados han preparado una estrategia para socavar la credibilidad de Comey. Tanto funcionarios de la Casa Blanca como una organización externa que respalda a Trump planean atacar a Comey en los próximos días por las declaraciones falsas que hizo en su anterior comparecencia en el Capitolio sobre los correos electrónicos de la demócrata Hillary Clinton.

El grupo Great America Alliance, que apoya a Trump y busca influir en la opinión pública, elaboró un mensaje en el que presenta a Comey como un “exhibicionista” al que “consumió la intromisión electoral” en lugar de concentrarse en el combate al terrorismo. El mensaje de 30 segundos será difundido digitalmente el miércoles y saldrá al día siguiente en CNN y Fox News. Great America Alliance no tiene fines de lucro ni está obligada a revelar sus fuentes de financiamiento.

En el Comité Nacional Republicano _al que la Casa Blanca ha apremiado para que intensifique la defensa del presidente_, sus funcionarios preparan un equipo de respuesta rápida para contrarrestar el testimonio de Comey y enviar memorandos de contenidos a colaboradores que defenderán al presidente en presentaciones de televisión.

En un memorando distribuido el lunes, el CNR dijo que Comey “necesita responder una pregunta sencilla sobre sus conversaciones con el presidente Trump: si estaba usted tan preocupado, ¿por qué no actuó o dio aviso al Congreso?”.

Comey rendirá testimonio ante la comisión de inteligencia del Senado en lo que serán sus primeras declaraciones públicas desde que Trump lo despidió abruptamente el 9 de mayo.

Desde entonces, los colaboradores de Trump y Comey han brindado relatos antagónicos sobre la interacción entre ambos.

Trump afirma que Comey le aseguró tres veces que no era investigado, mientras que los allegados al ex director del FBI afirman que el mandatario le preguntó si le sería posible cancelar la investigación sobre Michael Flynn, que fue despedido como asesor de seguridad nacional por engañar a la Casa Blanca sobre sus vínculos con Rusia.

(Con información EFE)

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

CRISIS EN EL GOLFO, ¿JUEGO DE TRONOS?


POR GUILLERMO ALVARADO

COMENTARIO DE RADIO HABANA CUBA – 07-06-2017

MONCADA

La ruptura de relaciones de varios países de la región del Golfo Pérsico y el Oriente Medio con Qatar, así como el férreo bloqueo aéreo y terrestre a que fue sometido ese rico emirato, demuestran la presencia en esa región de intereses muy poderosos que nada tienen que ver con la estabilidad, la unidad y la paz.

Si bien abrupta, la medida no es en realidad una sorpresa, pues las relaciones al interior del Consejo de Cooperación de Golfo están en franco deterioro desde que en 2014 ocurrió una crisis similar, debido al apoyo qatarí al depuesto presidente de Egipto, Mohamed Morsi, y su organización, los Hermanos Musulmanes.

Morsi fue derrocado en 2013 por un levantamiento encabezado por Abdel Fattah Al-Sisi y los Hermanos Musulmanes fueron ilegalizados y declarados terroristas.

A Qatar sus vecinos también le acusan de promover un acercamiento con Irán y sus simpatías al movimiento Hamas en la Franja de Gaza, pero en el fondo las cosas son mucho más complicadas, pues la misma Arabia Saudita promueve y arma al movimiento extremista Al Nusra en Siria y encabeza los criminales bombardeos contra la población de Yemen que prácticamente han arruinado a ese país, y nadie dice nada al respecto.

Arabia Saudita, junto con Bahrein, los Emiratos Arabes Unidos y Egipto dirigen ahora las acciones hostiles contra Qatar, y han arrastrado a la crisis a los gobiernos de Marruecos y Maldivas y a otros que existen casi sólo en papeles, como el de Yemen en el exilio y el de Libia, que carecen de cualquier representatividad práctica.

Además de las históricas y sangrientas rencillas entre los pueblos árabes, sean por razones políticas, económicas, religiosas o geográficas, en este caso hay un factor de peso que es la influencia de Estados Unidos , renovada en la reciente visita a esa zona del presidente Donald Trump, acontecimiento que es el detonante de la crisis.

El mismo jefe de la Casa Blanca publicó uno de sus acostumbrados mensajes por las redes sociales donde reconoce que en sus conversaciones con gobernantes árabes y del Oriente Medio declaró que ya no puede haber financiación de la ideología radical. “Los líderes apuntaron a Qatar”, dijo Trump.

Durante este periplo, el presidente estadounidense fortaleció los vínculos con la monarquía saudí dirigida por el rey Salman bin Abdulaziz , quien firmó un voluminoso contrato militar por la cuantiosa suma de ciento 10 mil millones de dólares.

En política rara vez hay casualidades, así que no extraña que luego de estos eventos Riad dirija sus acciones contra Qatar, país pequeño pero con una economía poderosa basada en la exportación de gas, y cuya expansión por varios puntos del planeta causa ojeriza entre sus ya no tan amistosos socios del Consejo de Cooperación del Golfo.

Aquí no se trata de una pelea entre buenos y malos. Es muy difícil estimar el límite donde empiezan unos y terminan los otros. Se trata de un despiadado juego de hegemonías, de tronos y de influencias, a ver quién complace más y mejor a Estados Unidos una potencia extra regional.

Y en medio de la barahúnda alguien es feliz y disfruta a más no poder: Israel, el único amigo de verdad, recordemos, que Washington reconoce en esa parte del mundo.

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

La ruta de la seda: Proyecto chino cambiará el orden del mundo


Vean el mapa. Tracen una línea entre Beijing y Rotterdam, pasando por Moscú y el norte de Europa. De Rotterdam otra, hacia el sureste, hasta Nairobi, capital de Kenia, y de ahí, por mar, hasta Yakarta, hacia el este. Finalmente, de Yakarta hacia el norte, de nuevo a Beijing.
Es la enorme superficie que el proyecto de la Ruta de Sede se propone unir por tierra y por mar, un proyecto gigantesco que cambiará todas las relaciones económicas y políticas tal como las hemos conocido en la faz de la Tierra por lo menos en los últimos dos siglos.
De eso hablaron 29 jefes de gobierno y de Estado reunidos en Beijing el 14 y 15 de mayo recién pasado en una cita a la que asistieron cerca de 1.500 representantes de más de cien países de de organismos internacionales, entre ellas Antonio Guterres, Secretario General de Naciones Unidas, y Christine Lagarde, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). El interlocutor principal del presidente chino Xi Jinping, anfitrión de la cita, en esa reunión fue su colega ruso, Vladimir Putin. De América Latina, solo dos presidentes: Mauricio Macri, de Argentina; y Michelle Bachelet, de Chile.

Polémicas
Un proyecto de esta magnitud no puede dejar de provocar todo tipo de comentarios e interpretaciones, todas relacionadas con la naturaleza del cambio que estamos asistiendo en el escenario internacional.

Hace siete años Kishore Mahbubani, Decano de la Lee Kuan Yew, escuela de Políticas Públicas en la Universidad Nacional de Singapur escribió un libro sobre “el irresistible cambio del poder global hacia el este”. Mahbubani fue representante de Singapur en Naciones Unidas y, en ese cargo, ejerció la presidencia del Consejo de Seguridad. Veterano diplomático, es una voz largamente oída sobre el papel de Asia en el escenario mundial. En su libro, recordó que, en 1920, siendo Winston Churchill Secretario de Guerra, dijo que estaría “muy de acuerdo en usar gases venenosos contra las tribus incivilizadas” de árabes y kurdos que se habían alzado en Irak, entonces ocupado por los británicos. “El mundo ha cambiado desde entonces, pero la mentalidad occidental no”, dijo Mahbubani.
La historia nos muestra que las tensiones y los conflictos ocurren con más frecuencia cuando surgen nuevos poderes. Eso puede ocurrir, pero también puede ser evitado si el mundo acepta los principios clave de una nueva era compartida, afirmó Mahbubani en su libro.
Podría evitarse, pero no se puede descartar el conflicto. En marzo del 2015, Robert Blackwill y Ashley Tellis, prepararon un informe sobre las relaciones de Estados Unidos con China para el Council on Foreign Relations, una institución dedicada a analizar los desafíos de la política exterior norteamericana.
En su opinión, China ha adoptado una gran estrategia para extender su influencia más allá de su frontera, pacificar su periferia, consolidar su papel en el escenario internacional y reemplazar a los Estados Unidos como la principal potencia en Asia.
La cuestión principal sobre el futuro de Asia, concluyen en su trabajo, “es si Estados Unidos tendrá la voluntad política, la capacidad geoeconómica, militar y diplomática y, especialmente, la correcta gran estrategia para lidiar con Chine y proteger los intereses vitales de Estados Unidos”.

Esta semana falleció Zbigniew Brzezinski, influyente politólogo de origen polaco, asesor de Seguridad Nacional del expresidente Jimmy Carter. Su gran preocupación fue la Unión Soviética. En uno de sus libros más conocidos, “El gran tablero mundial” insistía en que Estados Unidos no debería permitir que ningún país se convirtiese en potencia dominante en el continente euroasiático.

Dado el desarrollo de los acontecimientos, parece evidente que esos sueños están completamente desfasados.
Cambios
Más allá de las motivaciones estratégicas de los líderes chinos, la Ruta de la Seda “representa un verdadero sueño en la fase de caos global que marca la decadencia de Estados Unidos y el ascenso de China, al unísono de la resurrección de Rusia”, dijo Alfredo Jalife-Rahme en el diario mexicano La Jornada, al analizar el Foro celebrado en Beijing.
El presidente chino, Xi Jinping, lo definió como el “proyecto del siglo”, como “un camino de paz” que busca convertir “la actual gobernanza global en una versión más inclusiva y más justa”, en su discurso de apertura.
Desde la presentación de la propuesta, hecha por Xi en 2013, en un discurso pronunciado en la Universidad de Nazarbayev, de la república centroasiática de Kazakistán, la iniciativa se amplió, dejando de ser un proyecto euroasiático para transformarse en una propuesta que abarca prácticamente todo el mundo, incluyendo cerca de 65 países, con 4.400 millones de habitantes (63% de la población mundial), y casi el 30% del PIB global.

Tres pilares
El proyecto parece sustentado en tres pilares. El más visible es el ambicioso plan de construcción de infraestructuras.
Las obras de la Ruta de la Seda consisten en ferrocarriles, carreteras, puertos, aeropuertos, oleoductos y redes de internet con los que China apuesta a lubricar el comercio mundial y su papel en el escenario internacional.
“Uno de los hechos que más sorprende es la rapidez con que ha despegado la Ruta de la Seda. Cuando se lanzó la iniciativa, en 2013, apenas 17 trenes de carga unieron China con Europa. En 2016, fueron 1.702, cien veces más en cuatro años”, indican datos recientes.
Pero tanto o más importante que la construcción de ferrocarriles, puertos y carreteras es la red financiera que le da sustento. Las informaciones sobre los recursos disponibles son muy variadas, pero siempre multimillonarias. Los bancos estatales chinos revelaron, el año pasado, que disponían de 900 mil millones de dólares para financiar mil proyectos de la Ruta de la Seda, con la participación del Banco Asiático de Infraestructura e Inversiones (AIIB), otra iniciativa china.
El Credit Suisse Group informó este mes, por su parte, que Beijing podría invertir más de 500 mil millones de dólares en 62 países en los próximos cinco años. Desde que se anunció el proyecto, en 2013, China invirtió más de 50 mil millones de dólares en los países participantes de la iniciativa, entre ellos diversos países africanos.
En el largo plazo, especialistas como Tianjie He, de Oxford Economics, estiman que la Ruta de la Seda podría también “impulsar la internacionalización del yuan fomentando su uso tanto en transacciones comerciales como financieras”.
Pero hay un tercer pilar en este proyecto: el de las ideas.
“Ningún país puede alcanzar el rango de potencia hegemónica en base a la fuerza militar. Por el contrario, para alcanzar la hegemonía sin dominación una nación debe encarnar visiones del mundo capaces de atraer el interés de millones de personas en los más remotos rincones”, estimó el uruguayo Raúl Zibechi. “Nunca en la historia –agregó– “el dinero y las armas fueron suficientes para sostener una supremacía, que siempre se asentó en el resplandor de una nueva cultura política.”
China ha adoptado una gran estrategia para extender su influencia más allá de su frontera, pacificar su periferia, consolidar su papel en el escenario internacional y reemplazar a los Estados Unidos como la principal potencia en Asia.
Como recordó Kishore Mahbubani, Occidente solo superó económicamente el resto del mundo en los dos últimos siglos. Antes de eso, destacó, las dos mayores economías eran la de China e India. Ahora la riqueza y el poder de Asia están siendo restaurados, el respeto por sus propias perspectivas culturales está creciendo. El orgulloso Occidente debería aprender de organizaciones como la Asociación de Países del Sudeste Asiático el arte de resolver los problemas internacionales sin una arrogancia contraproducente.
El escenario internacional parece reforzar esas percepciones. El Brexit –con las destructivas negociaciones que se asoman entre Gran Bretaña y la Unión Europea–, el fracaso de la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP), o el conflicto sin precedentes que marcó la reunión del G-7, celebrada la semana pasada en Sicilia, solo agregan elementos a esa tendencia.
Por Gilberto Lopes
Escritor y politólogo, desde Costa Rica para La ONDA digital
gclopes@racsa.co.cr

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

FUERTES IMÁGENES: Estado Islámico mata a 200 civiles que intentaron abandonar Mosul



Las autoridades señalan que la mayoría de las víctimas son niños, mujeres y ancianos.
Miembros del Estado Islámico asesinaron a al menos 170 civiles que intentaban huir del barrio de Al Zanyili, la zona controlada por los yihadistas en el oeste de la ciudad iraquí de Mosul, informa la agencia EFE. Los hechos ocurrieron el 1 de junio.

Gazuan al Daudi, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Consejo de la provincia de Nínive, a la que pertenece Mosul, aseveró que la mayoría de las víctimas son niños, mujeres y ancianos. También afirmó que decenas de personas resultaron heridas después de que los yihadistas abrieran fuego contra ellos cerca de una fábrica de Pepsi.

Uno de los supervivientes de la matanza, Ahmad Mahmud al Hamduni, relató que los muertos superan los 200, a juzgar por los cadáveres que vio en el lugar, que se amontonaban junto a los heridos.

Al Hamduni detalló que las víctimas habían salido a primera hora de la mañana de sus hogares y recorrían la calle que conduce a la fábrica de refrescos para escapar hacia las zonas controladas por las tropas gubernamentales. Los yihadistas empezaron a disparar al grupo de civiles cuando no tenían donde refugiarse, ya que la zona está desprovista de edificios donde esconderse.

Según relató, los terroristas abrieron fuego indiscriminadamente con metralletas, y posteriormente francotiradores siguieron disparando a los heridos para rematarlos. Hamduni lamentó que las tropas iraquíes no llegaran a tiempo para salvar a muchas de las víctimas.

A día de hoy, la operación militar del Gobierno iraquí respaldado por la coalición internacional sigue en marcha en Mosul, que el Estado Islámico en Irak proclamó capital de su califato tras conquistarla en 2014.
Las víctimas mortales entre la población civil atrapada entre el fuego cruzado y los bombardeos de la coalición ascienden a centenares, mientras que cientos de miles de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares.

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política