UNA CARTA A UN AMIGO QUE SE NOS FUE; REINALDO RODRIGUEZ, NUESTRO CHINO.

COORDINADORA SALVADOREÑA DE SOLIDARIDAD POR CUBA
ANTE EL UNIVERSO-CIELO.
58250_145758805463498_7967167_n
Ayer, una triste noticia golpeaba el corazón de revolucionarios y revolucionarias solidarias salvadoreños, no muchos se percataron, pero una estrella en el cielo se apagó en firmamento del sobrero azul y del cielo de las palmas.
No se nos fue, alguien, por quien no se firman libros de condolencias en las embajadas, pero alguien que llevaremos siempre en la hoja de nuestras vidas. Se nos fue un grande para la tropa de solidaridad.
Ese alguien nunca cayo, en el pecado de la soberbia y el protagonismo, siempre le gusto tener un bajo perfil, pero eso mismo, nos hizo a nosotros quererlo mucho, pues con la justa medida del ejemplo y la rectitud, se impone más la razón.
Desde nuestro corazón, queremos decirles unas palabras sentidas a un amigo y hermano mayor que no estará más físicamente con nosotros: Reinaldo Rodríguez; “el Chino”: hombre canoso, de mirada aguda y firme, amante del béisbol, hijo de un padre barbero; de quien seguro, heredo su elocuencia y sencillez, tirador sobresaliente, humilde, modesto; querido padre, esposo y abuelo consentidor, (nunca se cansaba de enseñar las fotos de sus hijos y nieto), Diplomático revolucionario cubano, conspirador rebelde contra la injustica, el capitalismo y el imperialismo.
El hermano, siempre fue en sus tareas un disciplinado y celoso de la excelencia, humano por encima de todo, siempre una corrección que dio, fue un consejo contundente, vio muchas cosas, que a honra de los que son y deben de ser, se fueron esos secretos con él.
Sufrió con nosotros, rio con nosotros, de manera sincera amo a este pueblo salvadoreño, lastima grande siempre faltara un brindis con el.
Sintió de El Salvador sus victorias y derrotas, nunca vio a los salvadoreños como agenda de trabajo, ni como elementos de su quehacer político, nos vio y sintió como hermanos y camaradas. Si hubiera sido salvadoreño por nacimiento, que gran guerrillero hubiese sido, que sindicalista nos habría dado la lucha, que diplomático empírico con maestría en la sutileza hubiese tenido El Salvador.
Sin duda, de la vieja escuela. Ojala, que se mantenga su línea en el trabajo diplomático cubano radicado en El Salvador.
Mari, su esposa; nos recordaba a las nana de acá, siempre tenía al lado a su viejo querido, a quien apoyo hasta su último momento, siempre el trabajo, la tarea y el amor de pareja fue para ellos, para ti Mari, tus hijos y nietos, nuestro sentir y pésame, también nosotros lo sentimos.
Mari, un abrazo, tus hermanos salvadoreños les mandan un abrazo fuerte, un suspiro y lágrimas, pero sobre todo nuestro amor y aliento. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!!
COMPAÑERO REINALDO, HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!!
550841_411187568920619_1506309612_n

Anuncios
de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Un comentario el “UNA CARTA A UN AMIGO QUE SE NOS FUE; REINALDO RODRIGUEZ, NUESTRO CHINO.

  1. gracias a todos, mi papa hablaba mucho de todos ustedes, lo tanto q compartieron.
    mil gracias por esta carta.
    saludos.
    hijo de reynaldo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s