Sobre la propuesta de Macri de suspender a Venezuela del Mercosur

12295263_176992692647847_1575249334471518986_n
Yes, Sir!

(Por Atilio A. Boron *) Tal como se preveía, no habían transcurrido doce horas desde su victoria electoral cuando en su conferencia de prensa de ayer Mauricio Macri ratificó su vocación de convertirse en un proxy de Washington en la región. En línea con los deseos de la Casa Blanca arremetió contra la República Bolivariana de Venezuela y confirmó que solicitaría la suspensión de ese país como miembro del Mercosur porque, según él, habría infringido la cláusula democrática al “perseguir a los opositores y no respetar la libertad de expresión”.

Derrocar al gobierno bolivariano es una vieja obsesión del gobierno de Estados Unidos, para cuyo efecto no ha reparado en límite o escrúpulo alguno. Hasta ahora su ofensiva sólo había encontrado un socio dispuesto a avanzar por ese escabroso sendero: el narcopolítico colombiano Álvaro Uribe. Juan M. Santos, que lo sucedió en el Palacio Nariño, no se prestó a tan peligroso juego. Es más, el conservador presidente colombiano no se ha cansado de agradecerle a Venezuela su colaboración en el proceso de paz en curso en La Habana. Macri parece ignorar estas sutilezas de la política internacional y ser un hombre temerario y de frágil memoria, combinación peligrosa si las hay. Habría que recordarle que la sumisión incondicional al imperio ya se practicó en la Argentina durante el menemato, con el nombre de “relaciones carnales”, y que este país pagó con sangre tamaña insensatez. No se entiende por qué habría de repetir ese desatino, salvo para dar cumplimiento a un acuerdo secreto con la Casa Blanca cuya contrapartida seguramente no tardaremos en conocer.

Macri parece no haber sido tampoco informado que el pasado 28 de Octubre la República Bolivariana fue reelegida para integrar el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. La Asamblea General de la organización aprobó esa resolución con 131 votos, sobre un total de 192 miembros. Formular las acusaciones que hizo Macri pasando por alto un dato tan significativo como este, que ratifica la presencia de Venezuela en un organismo en el cual participan países como Francia, Estados Unidos, Alemania y Japón, es por lo menos un acto de llamativa irresponsabilidad o una muestra de peligroso amauterismo en el manejo de las relaciones internacionales. ¿Cree acaso que los países del Mercosur van a acompañar su arrebato antibolivariano? ¿Ignora que las decisiones del Mercosur requieren el consenso de todos sus miembros? Para empezar, el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa se apresuró a declarar que su país “no ve razón para aplicar la cláusula democrática a Venezuela en el Mercosur.” Y lo más probable es que el gobierno brasileño siga el mismo curso de acción, en cuyo caso las amenazas de Macri caerían producto de su inviabilidad política.

Volviendo al caso de los opositores políticos en Venezuela, ¿qué diría Macri si en los próximos días, siguiendo el ejemplo de Leopoldo López, Daniel Scioli hiciese público su desconocimiento del resultado electoral y poco después del 10 de Diciembre intensificase esa campaña movilizando contactos internacionales e impulsando, cada vez con mayor fuerza acciones violentas exigiendo “la salida” extraconstitucional de un “gobierno ilegítimo” apelando a procedimientos vetados por la constitución y las leyes de la república? ¿Llamaría en tal hipotético caso a Scioli un “opositor político” o lo calificaría, en función de la normativa vigente, como un político incurso en el delito de sedición, que en este país tiene una pena que oscila entre los cinco y veinticinco años de prisión. La legislación venezolana es similar a la argentina y ambas a la de Estados Unidos, donde el delito tiene una penalidad que, en ciertos casos, llega hasta la prisión perpetua o la pena de muerte. En realidad López, cuya mujer estuvo la noche del domingo en los festejos del bunker de Cambiemos, no es un “disidente político” injustamente perseguido por el gobierno bolivariano. Es el cabecilla de un intento de alterar por la fuerza el orden constitucional vigente en su país y derrocar al gobierno surgido de elecciones en un sistema que el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter dijo que era “más confiable y transparente que el nuestro.” Para ello contó con la colaboración de Uribe, para reclutar un numeroso grupo de mercenarios que camuflados como heroicos “jóvenes universitarios” luchaban valientemente para restaurar las libertades conculcadas en su país. Lanzados a las calles para impulsar “la salida” de Maduro y el derrumbe del orden institucional vigente hicieron uso de cuanta forma imaginable de violencia pueda existir, desde incendios de escuelas y guarderías infantiles hasta la destrucción de medios de transporte públicos y privados, combinado con ataques violentos a universidades y centros de salud, erección de “guarimbas” (barricadas desde las cuales se controlaban los movimientos de la población y se apaleaba o asesinaba impunemente a quienes osaran desafiar su prepotencia) y asesinatos varios. Como producto de estos desmanes murieron 43 personas, la mayoría de ellas simpatizantes chavistas o personal de las fuerzas de seguridad del estado. Tiempo después se descubrió que buena parte de los “guarimberos” eran paramilitares colombianos y que casi no había universitarios venezolanos involucrados en esos luctuosos acontecimientos. La justicia de la “dictadura chavista” lo condenó a una pena de 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas de reclusión. Disconforme con la transición posfranquista en España, el 23 de Febrero de 1981 el teniente coronel Antonio Tejero Molina quiso también él alterar el orden constitucional tomando por asalto el Congreso de Diputados. En su cruzada restauradora el “tejerazo” no produjo ni una sola muerte ni hubo que lamentar pérdidas materiales de ningún tipo. Sin embargo, la justicia española lo sancionó con 30 años de prisión, expulsión del Ejército, pérdida de su grado militar e inhabilitación durante el tiempo de su condena. Nadie lo consideró un opositor político sino un militar sedicioso. Peor es el caso de López, por la mucha sangre derramada por su culpa y por la destrucción de bienes provocada por su apología de la violencia, pese a lo cual la sentencia de la justicia venezolana fue insólitamente benigna. Pero Macri no lo ve así y sigue considerándolo un opositor maltratado por un poder despótico. Mal comienzo en materia de política exterior. Y un paso preocupante en el intento de avanzar en el “reformateo” neoliberal del Mercosur, otra vieja ambición de Estados Unidos, para hacerlo confluir con la Alianza del Pacífico y la Unión Europea dominada por la Troika.

En su primera conferencia después del triunfo, Macri aseguró que embestirá contra el memorándum con Irán y exigirá expulsar a Venezuela del Mercosur
El ganador de la segunda vuelta presidencial en Argentina, Mauricio Macri dijo este lunes que la idea de su gestión será gobernar para todos.

Así inició la primera conferencia de prensa que ofreció como Presidente electo junto a la vicepresidenta, Gabriela Michetti, y otros dirigentes de Cambiemos.

Insistió en que trabajará por la unión de los argentinos, “llevamos muchos años enfrentados y hay mas cosas que nos unen”.

Dijo que la mandataria Cristina Fernández lo llamó para felicitarlo e invitarlo para reunirse con él, el próximo martes en la residencia de Olivos.

También anunció que pronto designará a un titular de economía, para construir un gabinete con nuevos puentes y otras relaciones comerciales el cual estará integrado por seis ministros.

“El cepo (cambiario) es un error, el no dar información, el no tener acceso a estadísticas, no tener un Banco Central independiente, son las cosas que vamos a corregir”, dijo al mismo tiempo que agregó que buscará instaurar un tipo de cambio único con administración del BCRA.

En otro orden de ideas, expresó estar comprometido con la justicia y acabar así con la impunidad, “dando el ejemplo todos los días”, prometió.
Macri asumirá las riendas de la nación suramericana el próximo 10 de diciembre, luego de obtener el 51.40 por ciento de los votos.

Sobre el tema de la poca diferencia de votos entre él y su contrincante Daniel Scioli (48.60 por ciento), éste respondió que buscará puntos de coincidencias y no de diferencias para unir a los sectores.

“Soy muy optimista y encontraremos una agenda común. Confío plenamente en el cambio de época, que se dio no tanto por situación económica, sino por los valores de cómo ejercer el poder”, expresó.
El narcotráfico y la pobreza serán los principales ejes en su planificación gubernamental, aseguró.

Agregó que “espero que nos olvidemos que alguna vez estuvimos enfrentados y que sigamos juntos”.

En contraste, después de pronunciar un discurso invitando a la unión, Macri dijo que Argentina tiene cuatro años que no crece en materia financiera y que defenderá los intereses del pueblo en las políticas exteriores.
Macri armará un gabinete económico de seis ministros

Todavía no anunció quién será el ministro de economía.

Mauricio Macri se reservó el nombre de quién ocupará el ministerio de Economía, pero anticipó que su gabinete económico estará integrado por seis ministros. La definición está en línea con las últimas declaraciones de campaña electoral, cuando anticipó que no quería un “superministro” al estilo de Domingo Cavallo o Axel Kicillof.

Las especulaciones mencionan como posibles integrantes de ese gabinete, aunque en posiciones aún no definidas, a Rogelio Frigerio, Alfonso Prat-Gay, Guillermo Dietrich, Juan José Aranguren, Francisco Cabrera, Carlos Melconian y Federico Sturzenegger.

Los ministerios de este gabinete económico serán, según dijo Macri: Hacienda y Finanzas; Trabajo; Agricultura, ganadería y pesca; Energía; Transporte y Producción.

Macri se mostró confiado en que en los días que quedan hasta la asunción, el 10 de diciembre, los futuros funcionarios podrán tomar contacto con quienes hoy conducen la economía para tener una idea acabada de la situación real de la economía. Y en base a ello, tener la información adecuada para luego tomar las decisiones que haya que tomar.

Pero por otra parte dijo que ratificaba lo que también dijo en campaña, que esperaba que los funcionarios con mandato vigente más allá del 10 de diciembre, den un paso al costado. Concretamente, y aunque no lo nombró, espera que el titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, abandone el cargo a pesar de que tiene mandato hasta setiembre de 2019.

Macri dijo que modificará el mínimo no imponible de Ganancias

Prometió aliviar la presión fiscal y dijo que el impuesto “se convirtió en una estafa”
Mauricio Macri prometió ajustar el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias para aliviar la presión sobre los salarios de los trabajadores. Macri dijo que el actual nivel del impuesto “se convirtió en una estafa para los trabajadores”.

En la conferencia de prensa que brindó hace instantes, el presidente electo insistió en aliviar la presión fiscal sobre los asalariados. Es un reclamo que los gremios vienen sosteniendo hace años.

Ocurre que por el congelamiento de las escalas impositivas, cada vez más asalariados están alcanzados por Ganancias, comiéndoles una parte importante de sus salarios.

Y el problema se renueva ante cada aumento salarial logrado en paritarias. La distorsión se ha convertido en algo tan absurdo que muchos trabajadores prefieren no hacer horas extras porque terminan dejando más plata en la AFIP que en sus bolsillos.

Macri confirmó que Sanz no integrará su gabinete

Dijo que se debe a un problema “estrictamente personal”.
Mauricio Macri en conferencia de prensa, tras el balotaje. (Foto: DyN)

Mauricio Macri confirmó que el presidente de la Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz, no formará parte de su gabinete de gobierno.

El senador radical sonaba para ser el titular del Ministerio de Justicia, pero el presidente electo de Cambiemos señaló que no será parte de la gestión.

“Ernesto Sanz no va a ser el ministro de Justicia, va a sacar un comunicado en las próximas horas explicando las razones, un tema estrictamente personal” , afirmó en su primera conferencia de prensa, tras el triunfo en el balotaje.

Sanz fue fundamental, junto a Elisa Carrió, en la conformación del frente Cambiemos, que ayer derrotó al oficialismo en las urnas.

“Cuando me lo comunicó días atrás, me provocó una enorme tristeza”, contó Macri acerca de la decisión del radical.

Dólar

El presidente electo aseguró hoy que durante su gobierno habrá “un único tipo de cambio” que contará con la intervención del Banco Central para que “esté administrado en franjas”.

“Cuando Argentina se ordene y genere las condiciones para que vuelva a crecer y vuelva la inversión, va a haber un único tipo de cambio, donde el Banco Central ordenadamente va a intervenir para que esté administrado en franjas”, enfatizó Macri.

Propondrá al Congreso derogar el Memorándum con Irán

El electo presidente, Mauricio Macri, ratificó hoy que propondrá en el Congreso derogar el Memorándum con Irán, al considerar que “es algo que no ayudó a unir a los argentinos y mostrarnos coherentes frente al mundo”.

“Voy a proponerle al Congreso que lo deroguemos, es algo que no ayudó en unir a los argentinos y mostrarnos coherentes frente al mundo. Queremos que el mundo sepa que somos previsibles”, dijo Macri en la conferencia de prensa que brindó en La Usina del Arte.

Contra Venezuela

Además, dijo que pedirá en el bloque económico Mercosur que se aplique la “cláusula democrática” contra Venezuela, ya que “las denuncias son claras, son contundentes” por violaciones a los derechos en ese país.

Anuncios
de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s