REPUDIO A LA PRESENCIA DE MERCENARIOS CONTRA-CUBANOS EN LA VIII CONFERENCIA MINISTERIAL DE LAS “DEMOCRACIAS”.

COORDINADORA SALVADOREÑA DE SOLIDARIDAD POR CUBA.
23 DE JULIO 2015.
COMUNICADO DE PRENSA.
Para conocimiento, del pueblo salvadoreño, cubano y del mundo:
I. DENUNCIAMOS: ante la opinión pública internacional la injerencia y la campaña difamatoria de 11 cubanos que ingresaron el día de ayer 22 de julio de 2015, acuerpados bajo la supuesta invitación de VIII CONFERENCIA MINISTERIAL DE COMUNIDADES DEMOCRATICAS.
II. Los supuestos grupúsculos, que son calificados en la jerga política como “gusanos”, por ser mercenarios certificados por la SINA, próxima a ser sede diplomática de USA en Cuba, NO REPRESENTAN A LA SOCIEDAD CUBANA, pues en número, como de manera cualitativa no aglutinan a sectores de la sociedad cubana, sino todo lo contrario, son auspiciados para viajar a hacer CAMPAÑA POLITICA CONTRA EL GOBIERNO Y PUEBLO DE CUBA.
III. SOMETEMOS ANTE LA OPINION PUBLICA LA SIGUIENTES PREGUNTAS A LOS VIAJEROS CUBANOS; ¿Quién les financia el viaje? ¿Por qué su estándar de vida en Cuba, es superior al cubano promedio trabajador, si ustedes no tienen trabajo en Cuba, ni son trabajadores de cuenta propia? ¿de dónde sacan los recursos financieros para viajar cuando ustedes no tienen trabajo o ingreso fijo en Cuba? ¿si intentaron ingresar con documentos alterados, o falsificados, como obtienen la documentación en regla de manera rápida? ¿qué vínculos tienen con el partido que apoyo a POSADA CARRILES?
IV. Paralelamente la contra revolución cubana, APOYADA DESDE EL SALVADOR, junto con la embajada norteamericana, grupúsculos mercenarios y el PARTIDO ARENA, como sus medios de comunicación tendenciosos DIARIO DE HOY Y PRENSA GRAFICA, lanzan una campaña sucia y calumniosa contra el pueblo y gobierno cubano,
11694954_10152839158791371_1725388307283931363_n
V. POR TANTO; AFIRMAMOS TAMBIEN A CONVOCAR y TENER EN ALERTA A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES DE SOLIDARIDAD PARA REPUDIAR ESTA CAMPAÑA DE DESINFORMACION
550841_411187568920619_1506309612_n

SAN SALVADOR 23 de julio de 2015. Coordinadora Salvadoreña de Solidaridad por Cuba.

Anuncios
de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

ante la venida de los 5 a EL SALVADOR

convocatoria ues
MANIFIESTO DE LA COORDINADORA SALVADOREÑA DE SOLIDARIDAD POR CUBA.
ANTE EL MUNDO, CUBA, LOS 5 Y SUS FAMILIARES.

Hermanos: Héroes de la República de Cuba y familiares que le acompañan, bienvenidos a nuestra tierra Cuzcatleca, tierra que ama a: Cuba, a su pueblo, su revolución a Fidel y a Raúl.
Manifestamos desde nuestro corazón Romerista y Farabundista que, tenerlos presentes en este día en el recinto histórico de la Universidad de EL Salvador, palpita la esperanza de las luchas de nuestro pueblo, como de los pueblos de América Latina y del Mundo.
Ustedes fueron a las entrañas del Imperio y lo vencieron. Un triunfo con alto sacrificio para ustedes y sus familiares, a los cuales, a algunos acogimos acá, inclusive en esta universidad, con la promesa de que nosotros los salvadoreños, no claudicaríamos, hasta que TODOS ustedes estuvieran de regreso a la patria, promesa que el pueblo salvadoreño cumplió.
Diversos sectores de la sociedad salvadoreña se sumaron a la causa de los 5, iniciamos el combate salvadoreño de solidaridad, en condiciones difíciles, con una de las derechas más reaccionarias y terroristas del continente, sin Embajada cubana, sin relaciones oficiales y con la persecución de todo aquello que oliera a Cuba, aportamos nuestro modesto esfuerzo con el faro moral de Fidel y nuestro corazón en ustedes.
Nuestra voz, hermanos; Antonio, Rene, Fernando, Gerardo, Ramón; manifestamos a ustedes lo siguiente:
I.- ¡¡¡¡Loor y gloria!!!!; a la estatura moral de ustedes, ANTONIO, RENE, FERNANDO, GERARDO, RAMON; ¡¡¡Loor y gloria!!! a sus parientes y amigos cercanos, que alentaron desde su corazón, aliento, abrazos y lágrimas derramadas por la lucha de su liberación; ninguna cárcel puede contra el espíritu indómito de ustedes. Loor y gloria a las mujeres y hombres cubanos de la seguridad del Estado Cubano, a esos seres invisibles e invencibles.
II.- Reconocer, al Pueblo Cubano, que jamás dejo SOLOS, a los 5 Héroes , como a sus familiares, destacar a nuestro Comandante en Jefe Fidel y a Raúl, a su gobierno y todas las instituciones del Estado cubano, como a las organizaciones hermanas de solidaridad, en esta lucha, como EL APOYO QUE RECIBIMOS NOSOTROS, PARA ELLA; como COORDINADORA SALVADOREÑA DE SOLIDARIDAD POR CUBA, CSSC, por parte : DEL PARTIDO COMUNISTA CUBANO, EL FRENTE FARABUNDO MARTI PARA LA LIBERACION NACIONAL FMLN, EL ICAP, EL MOVIMIENTO SOCIAL, IGLESIAS, BASES SINDICALES Y LOS VETERANOS DE GUERRA DEL FMLN Y JOVENES.
III.- Reafirmar ante ustedes: 5 HEROES, nuestra naturaleza, combativa, anti-imperialista, ética, radical, amplia, diversa, plural y revolucionaria, por la defensa de la revolución cubana, sabedores, que en la presente coyuntura; entramos en UNA NUEVA ETAPA DE LUCHA, que demanda por parte de nosotros inteligencia, combatividad, cálculo político y coherencia moral, donde su ejemplo se vuelve referente para nosotros; REAFIRMAMOS PUES, NUESTRA LUCHA CONTRA EL BLOQUEO A CUBA, CONTRA TODA FORMA DE INJERENCIA Y BUSQUEDA DE SUBVERSION INTERNA, DECIMOS, EN PIE DE LUCHA CONTRA LA SUBVERSION IDEOLOGICA Y LAS ACCIONES DIVERSAS CONTRA CUBA.
IV.- De igual forma, declaramos al mundo que la solidaridad por y con Cuba, SALVADOREÑA, reivindica su compromiso de apoyo, a las luchas internacionalistas por los procesos de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, el nuestro y el de América Latina, como también en el mundo, por Palestina y contra las guerras de saqueo y el terrorismo financiero internacional, por la paz e integración mundial sin imperialismo, sionismo y capitalismo. De igual forma lanzamos, nosotros los salvadoreños, y salvadoreños, nuestro movimiento salvadoreño de solidaridad, una advertencia a la injerencia imperial de la embajada de los Estados Unidos en los asuntos internos de nosotros los salvadoreños, de igual forma a otras embajadas como la alemana, que se auto- atribuyen ser los voceros de nuestros asuntos, les decimos desde acá, que si nuestro pueblo enfrento con diversos métodos al imperio y a la oligarquía salvadoreña, nosotros lo haremos con las presentes.
V.- En suma, los salvadoreños somos responsables de nuestra coherencia, cargamos el peso de nuestros caídos en la lucha, por lo que les decimos a ustedes 5 héroes, lo que Schafik Handal nos enseñó, que la única opción es, estar con nuestros ideales o contra de ellos, sea por nuestras acciones, u omisiones, de igual forma el legado de nuestro Obispo Mártir Monseñor Oscar Arnulfo Romero; de asumir la coherencia del sacrificio como práctica diaria, con los explotados y vulnerados. Amamos Cuba, amamos su pueblo, los amamos a ustedes, nos sentimos parte del proceso revolucionario cubano, le defenderemos, lucharemos contra del bloqueo a Cuba, lucharemos contra toda forma de injerencia o intento de subversión, lucharemos, junto a ustedes, contra toda agresión contra de ustedes y de los procesos hermanos de América Latina.
En suma; 5 HEROES, SIRVASE ADEMAS DEL PRESENTE MANIFIESTO, EN INVITARLES EL PROXIMO AÑO, EN EL MES DE SEPTIEMBRE, PARA EL CONGRESO DE SOLIDARIDAD POR CUBA, porque nuestro corazón del salvadoreño y salvadoreña, es tan grande para estar tan poco en nuestra tierra, y están inmenso nuestros brazos, que cada parte de nuestro territorio amerita en abrazarlos y tenerles. SAN SALVADOR 21 DE JULIO DE 2015.
11750665_592540407554786_2184321781944988517_n

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Papa Francisco: Cuando el capital se convierte en ídolo, arruina la sociedad.


El Papa, en representación de la Iglesia, pidió perdón por los crímenes cometidos en nombre de Dios durante la “conquista” de América. “Cuando el capital se convierte en ídolo arruina la sociedad y condena al hombre”, advirtió el papa Francisco este jueves desde el II Encuentro de Movimientos Populares en Bolivia. En ese sentido, exhortó a reconocer que el mundo necesita un cambio: “Hablo de los problemas comunes de todos los latinoamericanos y de la humanidad, problemas que tienen una matriz global que un Estado no puede resolver por sí mismo”. “La Iglesia no debe ser ajena a los cambios en el mundo”, papa Francisco.
El papa Francisco pidió perdón en nombre de la Iglesia católica por los crímenes cometidos contra los pueblos originarios durante la época de colonización que buscaba la “conquista” de América. Asimismo, aseguró que la economía debe estar al servicio de los pueblos y no debe ser un mecanismo de acumulación, sino de administración de la causa común. “La economía debe asegurar la dignidad a los pueblos”, exhortó.

Reconoció la lucha de los movimientos populares en Bolivia, un país que aseguró ha luchado históricamente por un sistema igualitario que reivindique los derechos indígenas. Por otra parte, aseguró que se están produciendo daños irreversibles en el ecosistema. “Nuestra hermana y madre tierra nos clama, nos pide que la cuidemos y eso tenemos que hacer”, dijo. Instó a la población mundial a cuidar el medio ambiente para garantizar a las nuevas generaciones mejor condición de vida. “Los más humildes pueden hacer mucho, los pobres y los excluidos pueden y hacen mucho por nuestra tierra”, añadió.
TRES TAREAS Durante su discurso el papa Francisco propuso tres tareas por las generaciones de los pueblos y respetando los valores que Dios puso en el corazón: La primera: poner la economía al servicio de los pueblos, “los seres humanos y la naturaleza no deben estar al servicios del dinero, digamos no a una economía de exclusión e inequidad, esa economía mata, esa economía excluye destruye la madre tierra”. Como segunda tarea, pidió la unión de los pueblos en el camino de la paz y justicia, “los pueblos del mundo quieren ser artífices de su propio destino, no quieren tutelajes ni injerencias, donde el más fuerte subordina al más debil”. En ese marcó señaló que se han cometido graves pecados y muchos contra pueblos originarios en América en nombre de Dios, “lo han reconocido mis antecesores”, por esto “pido perdón no solo por ofensas de la propia Iglesia, si no por los crímenes de la llamada conquista de América”. Por último, pidió defender la madre Tierra, la casa común de todos nosotros está siendo saqueada devastada, vejada. “Quisiera decirles que el futuro de la humanidad no está únicamente en manos de los grandes dirigentes, las grandes potencias, está fundamentalmente en manos de los pueblos, en su capacidad de organizar y en su manos que reina la humildad en este proceso de cambio, los acompaño”. Culminó pidiendo nuevamente que recen por él y para aquellos que no deseen rezar por él pidió con respeto que le envíen buena onda.
Lea también: Francisco, un papa no convencional Recordó el primer encuentro que sostuvo en Roma (Italia) con los Movimientos Populares de Bolivia: “Tengo presente ese primer encuentro, los he llevado en mi corazón y oraciones, me alegra verlos de nuevo debatiendo para superar las graves situaciones de injusticia que sufren los excluidos”. “Se han cometido pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios”, papa Francisco. Expresó que aquella vez del encuentro en Roma sintió algo muy lindo de fraternidad, garra, entrega y sed, “aquí vuelvo a sentir lo mismo, gracias por eso”, dijo. EVO MORALES: EL SECTOR MÁS HUMILLADO ES EL INDÍGENA Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó este jueves desde el Encuentro de Movimientos Populares, que el sector más humillado en la historia de Bolivia, es el movimiento indígena, pero decidimos que tenemos derechos políticos. “Antes nos decían a los indígenas que hacer política es pecado, pero decidimos recuperar nuestros principios”, manifestó el presidente Morales.
El presidente Morales saludó la unión de los bolivianos para ganar la lucha contra el neocolonialismo. “El mundo ha reconocido nuestra lucha contra el capitalismo que estaba acabando con nuestros recursos”, dijo. Aplaudió el trabajo que vienen realizando los movimientos sociales para mejor la situación económica en el país. “Unidos vamos a vencer las políticas injustas del Fondo Monetario Internacional (FMI)”, expresó. Saludó al primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras por el triunfo aplastante del NO en el referendo realizado el pasado domingo 05 de julio de 2015, a propósito de las propuestas neoliberales de la Troika de cara a un nuevo paquete de rescate.

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

EN BOLIVIA: Papa Francisco: Cuando el capital se convierte en ídolo, arruina la sociedad.


Un emotivo discurso brindó el Papa Francisco a los Movimientos Populares este jueves en Bolivia, allí entre otros temas, pidió perdón en nombre de la Iglesia católica por los crímenes cometidos contra los pueblos originarios.
FranciscoDiscursoMovimientosPopulares_CapturaYoutube_090715

Refundación de la Doctrina Social de la Iglesia

Un extenso y rico discurso dejó el papa Francisco en el encuentro con los movimientos populares reunidos en la ciudad boliviana de Santa Cruz. Un histórico texto. Para enmarcar, leer en profundidad y asumir.

Hermanos, hermanas. Buenas tardes a todos.

Hace algunos meses nos reunimos en Roma y tengo presente ese primer encuentro nuestro. Durante este tiempo los he llevado en mi corazón y en mis oraciones. Me alegra verlos de nuevo aquí, debatiendo los mejores caminos para superar las graves situaciones de injusticia que sufren los excluidos en todo el mundo. Gracias Señor Presidente Evo Morales por acompañar tan decididamente este Encuentro.

Aquella vez en Roma sentí algo muy lindo: fraternidad, garra, entrega, sed de justicia. Hoy, en Santa Cruz de la Sierra, vuelvo a sentir lo mismo. Gracias por eso. También he sabido por medio del Pontificio Consejo Justicia y Paz que preside el Cardenal Turkson, que son muchos en la Iglesia los que se sienten más cercanos a los movimientos populares. ¡Me alegra tanto! Ver la Iglesia con las puertas abiertas a todos Ustedes, que se involucre, acompañe y logre sistematizar en cada diócesis, en cada Comisión de Justicia y Paz, una colaboración real, permanente y comprometida con los movimientos populares. Los invito a todos, Obispos, sacerdotes y laicos, junto a las organizaciones sociales de las periferias urbanas y rurales, a profundizar ese encuentro.

Dios permite que hoy nos veamos otra vez. La Biblia nos recuerda que Dios escucha el clamor de su pueblo y quisiera yo también volver a unir mi voz a la de Ustedes: “Las famosas tres T”: tierra, techo y trabajo para todos nuestros hermanos y hermanas. Lo dije y lo repito: son derechos sagrados. Vale la pena, vale la pena luchar por ellos. Que el clamor de los excluidos se escuche en América Latina y en toda la tierra.

Primero de todo.

  1. Empecemos reconociendo que necesitamos un cambio. Quiero aclarar, para que no haya malos entendidos, que hablo de los problemas comunes de todos los latinoamericanos y, en general también de toda la humanidad. Problemas que tienen una matriz global y que hoy ningún Estado puede resolver por sí mismo. Hecha esta aclaración, propongo que nos hagamos estas preguntas:

– ¿Reconocemos que las cosas no andan bien en un mundo donde hay tantos campesinos sin tierra, tantas familias sin techo, tantos trabajadores sin derechos, tantas personas heridas en su dignidad?

– ¿Reconocemos que las cosas no andan bien cuando estallan tantas guerras sin sentido y la violencia fratricida se adueña hasta de nuestros barrios? ¿Reconocemos que las cosas no andan bien cuando el suelo, el agua, el aire y todos los seres de la creación están bajo permanente amenaza?

Entonces, digámoslo sin miedo: necesitamos y queremos un cambio.

Ustedes –en sus cartas y en nuestros encuentros– me han relatado las múltiples exclusiones e injusticias que sufren en cada actividad laboral, en cada barrio, en cada territorio. Son tantas y tan diversas como tantas y diversas sus formas de enfrentarlas. Hay, sin embargo, un hilo invisible que une cada una de esas exclusiones, ¿podemos reconocerlo? Porque no se trata de cuestiones aisladas. Me pregunto si somos capaces de reconocer que estas realidades destructoras responden a un sistema que se ha hecho global. ¿Reconocemos que este sistema ha impuesto la lógica de las ganancias a cualquier costo sin pensar en la exclusión social o la destrucción de la naturaleza?

Si esto así, insisto, digámoslo sin miedo: queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los Pueblos… Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra como decía San Francisco.

Queremos un cambio en nuestras vidas, en nuestros barrios, en el pago chico, en nuestra realidad más cercana; también un cambio que toque al mundo entero porque hoy la interdependencia planetaria requiere respuestas globales a los problemas locales. La globalización de la esperanza, que nace de los Pueblos y crece entre los pobres, debe sustituir esta globalización de la exclusión y la indiferencia.

Quisiera hoy reflexionar con Ustedes sobre el cambio que queremos y necesitamos. Saben que escribí recientemente sobre los problemas del cambio climático. Pero, esta vez, quiero hablar de un cambio en el otro sentido. Un cambio positivo, un cambio que nos haga bien, un cambio podríamos decir– redentor. Porque lo necesitamos.

Sé que Ustedes buscan un cambio y no sólo ustedes: en los distintos encuentros, en los distintos viajes he comprobado que existe una espera, una fuerte búsqueda, un anhelo de cambio en todos los Pueblos del mundo. Incluso dentro de esa minoría cada vez más reducida que cree beneficiarse con este sistema reina la insatisfacción y especialmente la tristeza. Muchos esperan un cambio que los libere de esa tristeza individualista que esclaviza.

El tiempo, hermanos, hermanas, el tiempo parece que se estuviera agotando; no alcanzó el pelearnos entre nosotros, sino que hasta nos ensañamos con nuestra casa. Hoy la comunidad científica acepta lo que hace, ya desde hace mucho tiempo denuncian los humildes: se están produciendo daños tal vez irreversibles en el ecosistema.

Se está castigando a la tierra, a los pueblos y las personas de un modo casi salvaje. Y detrás de tanto dolor, tanta muerte y destrucción, se huele el tufo de eso que Basilio de Cesarea llamaba «el estiércol del diablo». La ambición desenfrenada de dinero que gobierna. Ese es el estiércol del diablo. El servicio para el bien común queda relegado. Cuando el capital se convierte en ídolo y dirige las opciones de los seres humanos, cuando la avidez por el dinero tutela todo el sistema socioeconómico, arruina la sociedad, condena al hombre, lo convierte en esclavo, destruye la fraternidad interhumana, enfrenta pueblo contra pueblo y, como vemos, incluso pone en riesgo esta nuestra casa común.

No quiero extenderme describiendo los efectos malignos de esta sutil dictadura: ustedes los conocen. Tampoco basta con señalar las causas estructurales del drama social y ambiental contemporáneo. Sufrimos cierto exceso de diagnóstico que a veces nos lleva a un pesimismo charlatán o a regodearnos en lo negativo. Al ver la crónica negra de cada día, creemos que no hay nada que se puede hacer salvo cuidarse a uno mismo y al pequeño círculo de la familia y los afectos.

¿Qué puedo hacer yo, cartonero, catadora, pepenador, recicladora frente a tantos problemas si apenas gano para comer? ¿Qué puedo hacer yo artesano, vendedor ambulante, transportista, trabajador excluido si ni siquiera tengo derechos laborales? ¿Qué puedo hacer yo, campesina, indígena, pescador que apenas puedo resistir el avasallamiento de las grandes corporaciones? ¿Qué puedo hacer yo desde mi villa, mi chabola, mi población, mi rancherío cuando soy diariamente discriminado y marginado? ¿Qué puede hacer ese estudiante, ese joven, ese militante, ese misionero que patea las barriadas y los parajes con el corazón lleno de sueños pero casi sin ninguna solución para sus problemas?

Pueden hacer mucho. Pueden hacer mucho. Ustedes, los más humildes, los explotados, los pobres y excluidos, pueden y hacen mucho. Me atrevo a decirles que el futuro de la humanidad está, en gran medida, en sus manos, en su capacidad de organizarse y promover alternativas creativas, en la búsqueda cotidiana de «las tres T» ¿De acuerdo? (trabajo, techo, tierra) y también, en su participación protagónica en los grandes procesos de cambio, Cambios nacionales, cambios regionales y cambios mundiales. ¡No se achiquen!

Papa Francisco con Movimientos Populares en Bolivia.
Papa Francisco con Movimientos Populares en Bolivia.
  1. Ustedes son sembradores de cambio. Aquí en Bolivia he escuchado una frase que me gusta mucho: «proceso de cambio». El cambio concebido no como algo que un día llegará porque se impuso tal o cual opción política o porque se instauró tal o cual estructura social. Dolorosamente sabemos que un cambio de estructuras que no viene acompañado de una sincera conversión de las actitudes y del corazón termina a la larga o a la corta por burocratizarse, corromperse y sucumbir.

Por eso me gusta tanto la imagen del proceso, los procesos, donde la pasión por sembrar, por regar serenamente lo que otros verán florecer, remplaza la ansiedad por ocupar todos los espacios de poder disponibles y ver resultados inmediatos. La opción es por generar proceso y no por ocupar espacios. Cada uno de nosotros no es más que parte de un todo complejo y diverso interactuando en el tiempo: pueblos que luchan por una significación, por un destino, por vivir con dignidad, por «vivir bien». Dignamente, en ese sentido.

Ustedes, desde los movimientos populares, asumen las labores de siempre motivados por el amor fraterno que se revela contra la injusticia social. Cuando miramos el rostro de los que sufren, el rostro del campesino amenazado, del trabajador excluido, del indígena oprimido, de la familia sin techo, del migrante perseguido, del joven desocupado, del niño explotado, de la madre que perdió a su hijo en un tiroteo porque el barrio fue copado por el narcotráfico, del padre que perdió a su hija porque fue sometida a la esclavitud; cuando recordamos esos «rostros y esos nombres» se nos estremecen las entrañas frente a tanto dolor y nos conmovemos… Todos nos conmovemos, porque «hemos visto y oído», no la fría estadística sino las heridas de la humanidad doliente, nuestras heridas, nuestra carne. Eso es muy distinto a la teorización abstracta o la indignación elegante. Eso nos conmueve, nos mueve y buscamos al otro para movernos juntos. Esa emoción hecha acción comunitaria no se comprende únicamente con la razón: tiene un plus de sentido que sólo los pueblos entienden y que da su mística particular a los verdaderos movimientos populares.

Ustedes viven cada día, empapados, en el nudo de la tormenta humana. Me han hablado de sus causas, me han hecho parte de sus luchas ya desde Buenos Aires y yo se los agradezco. Ustedes, queridos hermanos, trabajan muchas veces en lo pequeño, en lo cercano, en la realidad injusta que se les impuso y a la que no se resignan, oponiendo una resistencia activa al sistema idolátrico que excluye, degrada y mata.

Los he visto trabajar incansablemente por la tierra y la agricultura campesina, por sus territorios y comunidades, por la dignificación de la economía popular, por la integración urbana de sus villas, por la autoconstrucción de viviendas y el desarrollo de infraestructura barrial, y en tantas actividades comunitarias que tienden a la reafirmación de algo tan elemental e innegablemente necesario como el derecho a «las tres T»: tierra, techo y trabajo.

Ese arraigo al barrio, a la tierra, al oficio, al gremio, ese reconocerse en el rostro del otro, esa proximidad del día a día, con sus miserias porque las hay, las tenemos y sus heroísmos cotidianos, es lo que permite ejercer el mandato del amor, no a partir de ideas o conceptos sino a partir del encuentro genuino entre personas, necesitamos instaurar esta cultura del encuentro porque ni los conceptos ni las ideas se aman; se aman las personas.

La entrega, la verdadera entrega surge del amor a hombres y mujeres, niños y ancianos, pueblos y comunidades… rostros y nombres que llenan el corazón. De esas semillas de esperanza sembradas pacientemente en las periferias olvidadas del planeta, de esos brotes de ternura que lucha por subsistir en la oscuridad de la exclusión, crecerán árboles grandes, surgirán bosques tupidos de esperanza para oxigenar este mundo.

Veo con alegría que ustedes trabajan en lo cercano, cuidando los brotes; pero, a la vez, con una perspectiva más amplia, protegiendo la arboleda. Trabajan en una perspectiva que no sólo aborda la realidad sectorial que cada uno de ustedes representa y a la que felizmente está arraigado, sino que también buscan resolver de raíz los problemas generales de pobreza, desigualdad y exclusión.

Los felicito por eso. Es imprescindible que, junto a la reivindicación de sus legítimos derechos, los Pueblos y sus organizaciones sociales construyan una alternativa humana a la globalización excluyente. Ustedes son sembradores del cambio. Que Dios les dé coraje, alegría, perseverancia y pasión para seguir sembrando. Tengan la certeza que tarde o temprano vamos de ver los frutos.

A los dirigentes les pido: sean creativos y nunca pierdan el arraigo a lo cercano, porque el padre de la mentira sabe usurpar palabras nobles, promover modas intelectuales y adoptar poses ideológicas, pero si ustedes construyen sobre bases sólidas, sobre las necesidades reales y la experiencia viva de sus hermanos, de los campesinos e indígenas, de los trabajadores excluidos y las familias marginadas, seguramente no se van a equivocar.

La Iglesia no puede ni debe ser ajena a este proceso en el anuncio del Evangelio. Muchos sacerdotes y agentes pastorales cumplen una enorme tarea acompañando y promoviendo a los excluidos en todo el mundo, junto a cooperativas, impulsando emprendimientos, construyendo viviendas, trabajando abnegadamente en los campos de la salud, el deporte y la educación. Estoy convencido que la colaboración respetuosa con los movimientos populares puede potenciar estos esfuerzos y fortalecer los procesos de cambio.

Y tengamos siempre presente en el corazón a la Virgen María, una humilde muchacha de un pequeño pueblo perdido en la periferia de un gran imperio, una madre sin techo que supo transformar una cueva de animales en la casa de Jesús con unos pañales y una montaña de ternura. María es signo de esperanza para los pueblos que sufren dolores de parto hasta que brote la justicia. Yo rezo a la virgen tan venerada por el pueblo boliviano para que permita que este Encuentro nuestro sea fermento de cambio. El cura habla largo parece ¿no? Nooo (responden todos).

  1. Por último quisiera que pensemos juntos algunas tareas importantes para este momento histórico, porque queremos un cambio positivo para el bien de todos nuestros hermanos y hermanas, eso lo sabemos. Queremos un cambio que se enriquezca con el trabajo mancomunado de los gobiernos, los movimientos populares y otras fuerzas sociales, eso también lo sabemos. Pero no es tan fácil definir el contenido del cambio, podría decirse, el programa social que refleje este proyecto de fraternidad y justicia que esperamos, no es fácil de definir.
El papa Francisco pronunció uno de los discurso más fuertes de su gira por países de Sudamérica en el marco del II Encuentro Mundial de Movimientos Populares. Foto: AFP.
El papa Francisco pronunció uno de los discurso más fuertes de su gira por países de Sudamérica en el marco del II Encuentro Mundial de Movimientos Populares. Foto: AFP.

En ese sentido, no esperen de este Papa una receta. Ni el Papa ni la Iglesia tienen el monopolio de la interpretación de la realidad social ni la propuesta de soluciones a los problemas contemporáneos. Me atrevería a decir que no existe una receta. La historia la construyen las generaciones que se suceden en el marco de pueblos que marchan buscando su propio camino y respetando los valores que Dios puso en el corazón.

Quisiera, sin embargo, proponer tres grandes tareas que requieren el decisivo aporte del conjunto de los movimientos populares:

3.1. La primera tarea es poner la economía al servicio de los Pueblos: Los seres humanos y la naturaleza no deben estar al servicio del dinero. Digamos NO a una economía de exclusión e inequidad donde el dinero reina en lugar de servir. Esa economía mata. Esa economía excluye. Esa economía destruye la Madre Tierra.

La economía no debería ser un mecanismo de acumulación sino la adecuada administración de la casa común. Eso implica cuidar celosamente la casa y distribuir adecuadamente los bienes entre todos. Su objeto no es únicamente asegurar la comida o un “decoroso sustento”. Ni siquiera, aunque ya sería un gran paso, garantizar el acceso a «las tres T» por las que ustedes luchan. Una economía verdaderamente comunitaria, podría decir, una economía de inspiración cristiana, debe garantizar a los pueblos dignidad «prosperidad sin exceptuar bien alguno» (1) Esta última frase la dijo el Papa Juan XXIII hace 50 años. Jesús dice en el evangelio que aquel que le dé espontáneamente un vaso de agua cuando tiene sed será acogido en el reino de los cielos. Esto implica «las tres T» pero también acceso a la educación, la salud, la innovación, las manifestaciones artísticas y culturales, la comunicación, el deporte y la recreación.

Una economía justa debe crear las condiciones para que cada persona pueda gozar de una infancia sin carencias, desarrollar sus talentos durante la juventud, trabajar con plenos derechos durante los años de actividad y acceder a una digna jubilación en la ancianidad. Es una economía donde el ser humano en armonía con la naturaleza, estructura todo el sistema de producción y distribución para que las capacidades y las necesidades de cada uno encuentren un cauce adecuado en el ser social. Ustedes, y también otros pueblos, resumen este anhelo de una manera simple y bella: «vivir bien». Que no es lo mismo que ver pasar la vida.

Esta economía no es sólo deseable y necesaria sino también posible. No es una utopía ni una fantasía. Es una perspectiva extremadamente realista. Podemos lograrlo. Los recursos disponibles en el mundo, fruto del trabajo intergeneracional de los pueblos y los dones de la creación, son más que suficientes para el desarrollo integral de «todos los hombres y de todo el hombre». (2)

El problema, en cambio, es otro. Existe un sistema con otros objetivos. Un sistema que además de acelerar irresponsablemente los ritmos de la producción, además de implementar métodos en la industria y la agricultura que dañan la Madre Tierra en aras de la «productividad», sigue negándoles a miles de millones de hermanos los más elementales derechos económicos, sociales y culturales. Ese sistema atenta contra el proyecto de Jesús. Contra la Buena Noticia que trajo Jesús.

La distribución justa de los frutos de la tierra y el trabajo humano no es mera filantropía. Es un deber moral. Para los cristianos, la carga es aún más fuerte: es un mandamiento. Se trata de devolverles a los pobres y a los pueblos lo que les pertenece.

El destino universal de los bienes no es un adorno discursivo de la doctrina social de la Iglesia. Es una realidad anterior a la propiedad privada. La propiedad, muy en especial cuando afecta los recursos naturales, debe estar siempre en función de las necesidades de los pueblos. Y estas necesidades no se limitan al consumo. No basta con dejar caer algunas gotas cuando lo pobres agitan esa copa que nunca derrama por sí sola. Los planes asistenciales que atienden ciertas urgencias sólo deberían pensarse como respuestas pasajeras, coyunturales. Nunca podrán sustituir la verdadera inclusión: ésa que da el trabajo digno, libre, creativo, participativo y solidario.

Y en este camino, los movimientos populares tienen un rol esencial, no sólo exigiendo y reclamando, sino fundamentalmente creando. Ustedes son poetas sociales: creadores de trabajo, constructores de viviendas, productores de alimentos, sobre todo para los descartados por el mercado mundial.

He conocido de cerca distintas experiencias donde los trabajadores unidos en cooperativas y otras formas de organización comunitaria lograron crear trabajo donde sólo había sobras de la economía idolátrica y vi que algunos están aquí. Las empresas recuperadas, las ferias francas y las cooperativas de cartoneros son ejemplos de esa economía popular que surge de la exclusión y, de a poquito, con esfuerzo y paciencia, adopta formas solidarias que la dignifican. ¡Y qué distinto es eso a que los descartados por el mercado formal sean explotados como esclavos!

Los gobiernos que asumen como propia la tarea de poner la economía al servicio de los pueblos deben promover el fortalecimiento, mejoramiento, coordinación y expansión de estas formas de economía popular y producción comunitaria.

Esto implica mejorar los procesos de trabajo, proveer infraestructura adecuada y garantizar plenos derechos a los trabajadores de este sector alternativo. Cuando Estado y organizaciones sociales asumen juntos la misión de «las tres T» se activan los principios de solidaridad y subsidiariedad que permiten edificar el bien común en una democracia plena y participativa.

3.2. La segunda tarea, eran 3, es unir nuestros Pueblos en el camino de la paz y la justicia.

Los pueblos del mundo quieren ser artífices de su propio destino. Quieren transitar en paz su marcha hacia la justicia. No quieren tutelajes ni injerencias donde el más fuerte subordina al más débil. Quieren que su cultura, su idioma, sus procesos sociales y tradiciones religiosas sean respetados.

Ningún poder fáctico o constituido tiene derecho a privar a los países pobres del pleno ejercicio de su soberanía y, cuando lo hacen, vemos nuevas formas de colonialismo que afectan seriamente las posibilidades de paz y de justicia porque «la paz se funda no sólo en el respeto de los derechos del hombre, sino también en los derechos de los pueblos particularmente el derecho a la independencia» (3)

Los pueblos de Latinoamérica parieron dolorosamente su independencia política y, desde entonces llevan casi dos siglos de una historia dramática y llena de contradicciones intentando conquistar una independencia plena.

En estos últimos años, después de tantos desencuentros, muchos países latinoamericanos han visto crecer la fraternidad entre sus pueblos. Los gobiernos de la Región aunaron esfuerzos para hacer respetar su soberanía, la de cada país y la del conjunto regional, que tan bellamente, como nuestros Padres de antaño, llaman la «Patria Grande». Les pido a ustedes, hermanos y hermanas de los movimientos populares, que cuiden y acrecienten esa unidad. Mantener la unidad frente a todo intento de división es necesario para que la región crezca en paz y justicia.

A pesar de estos avances, todavía subsisten factores que atentan contra este desarrollo humano equitativo y coartan la soberanía de los países de la «Patria Grande» y otras latitudes del planeta. El nuevo colonialismo adopta diversa fachadas. A veces, es el poder anónimo del ídolo dinero: corporaciones, prestamistas, algunos tratados denominados «de libres comercio» y la imposición de medidas de «austeridad» que siempre ajustan el cinturón de los trabajadores y de los pobres.

Los obispos latinoamericanos lo denunciamos con total claridad en el documento de Aparecida cuando afirman que «las instituciones financieras y las empresas transnacionales se fortalecen al punto de subordinar las economías locales, sobre todo, debilitando a los Estados, que aparecen cada vez más impotentes para llevar adelante proyectos de desarrollo al servicio de sus poblaciones». Hasta aquí la cita. (4) En otras ocasiones, bajo el noble ropaje de la lucha contra la corrupción, el narcotráfico o el terrorismo –graves males de nuestros tiempos que requieren una acción internacional coordinada– vemos que se impone a los Estados medidas que poco tienen que ver con la resolución de esas problemáticas y muchas veces empeora las cosas.

Del mismo modo, la concentración monopólica de los medios de comunicación social que pretende imponer pautas alienantes de consumo y cierta uniformidad cultural es otra de las formas que adopta el nuevo colonialismo. Es el colonialismo ideológico. Como dicen los Obispos de África, muchas veces se pretende convertir a los países pobres en «piezas de un mecanismo y de un engranaje gigantesco». (5)

Hay que reconocer que ninguno de los graves problemas de la humanidad se puede resolver sin interacción entre los Estados y los pueblos a nivel internacional. Todo acto de envergadura realizado en una parte del planeta repercute en todo en términos económicos, ecológicos, sociales y culturales. Hasta el crimen y la violencia se han globalizado. Por ello ningún gobierno puede actuar al margen de una responsabilidad común.

Si realmente queremos un cambio positivo, tenemos que asumir humildemente nuestra interdependencia, es decir, nuestra sana interdependencia. Pero interacción no es sinónimo de imposición, no es subordinación de unos en función de los intereses de otros. El colonialismo, nuevo y viejo, que reduce a los países pobres a meros proveedores de materia prima y trabajo barato, engendra violencia, miseria, migraciones forzadas y todos los males que vienen de la mano… precisamente porque al poner la periferia en función del centro les niega el derecho a un desarrollo integral. Y eso hermanos es inequidad y la inequidad genera violencia que no habrá recursos policiales, militares o de inteligencia capaces de detener.

Digamos NO entonces a las viejas y nuevas formas de colonialismo. Digamos SÍ al encuentro entre pueblos y culturas. Felices los que trabajan por la paz.

Y aquí quiero detenerme en un tema importante. Porque alguno podrá decir, con derecho, que «cuando el Papa habla del colonialismo se olvida de ciertas acciones de la Iglesia». Les digo, con pesar: se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios. Lo han reconocido mis antecesores, lo ha dicho el CELAM El Consejo Episcopal Latinoamericano y también quiero decirlo. Al igual que San Juan Pablo II pido que la Iglesia y cito lo que dijo Él «se postre ante Dios e implore perdón por los pecados pasados y presentes de sus hijos» (6). Y quiero decirles, quiero ser muy claro, como lo fue San Juan Pablo II: pido humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América.

Y junto a este pedido de perdón y para ser justos también quiero que recordemos a millares de sacerdotes, obispos que se opusieron fuertemente a la lógica de la espada con la fuerza de la cruz. Hubo pecado y abundante, pero no pedimos perdón y por eso pido perdón, pero allí también donde hubo abundante pecado, sobreabundó la gracia a través de esos hombres de esos pueblos originarios. También les pido a todos, creyentes y no creyentes, que se acuerden de tantos Obispos, sacerdotes y laicos que predicaron y predican la buena noticia de Jesús con coraje y mansedumbre, respeto y en paz; No me quiero olvidar de las monjitas que anónimamente van a los barrios pobres llevando un mensaje de paz y dignidad, que en su paso por esta vida dejaron conmovedoras obras de promoción humana y de amor, muchas veces junto a los pueblos indígenas o acompañando a los propios movimientos populares incluso hasta el martirio.

La Iglesia, sus hijos e hijas, son una parte de la identidad de los pueblos en Latinoamérica. Identidad que tanto aquí como en otros países algunos poderes se empeñan en borrar, tal vez porque nuestra fe es revolucionaria, porque nuestra fe desafía la tiranía del ídolo dinero. Hoy vemos con espanto cómo en Medio Oriente y otros lugares del mundo se persigue, se tortura, se asesina a muchos hermanos nuestros por su fe en Jesús. Eso también debemos denunciarlo: dentro de esta tercera guerra mundial en cuotas que estamos viviendo, hay una especie de -fuerzo la palabra- genocidio en marcha que debe cesar.

A los hermanos y hermanas del movimiento indígena latinoamericano, déjenme transmitirle mi más hondo cariño y felicitarlos por buscar la conjunción de sus pueblos y culturas, eso que yo llamo poliedro, una forma de convivencia donde las partes conservan su identidad construyendo juntas la pluralidad que no atenta, sino que fortalece la unidad. Su búsqueda de esa interculturalidad que combina la reafirmación de los derechos de los pueblos originarios con el respeto a la integridad territorial de los Estados nos enriquece y nos fortalece a todos.

3.3. Y la tercera tarea, tal vez la más importante que debemos asumir hoy, es defender la Madre Tierra.

La casa común de todos nosotros está siendo saqueada, devastada, vejada impunemente. La cobardía en su defensa es un pecado grave. Vemos con decepción creciente como se suceden una tras otra cumbres internacionales sin ningún resultado importante. Existe un claro, definitivo e impostergable imperativo ético de actuar que no se está cumpliendo. No se puede permitir que ciertos intereses –que son globales pero no universales– se impongan, sometan a los Estados y organismos internacionales, y continúen destruyendo la creación.

Los Pueblos y sus movimientos están llamados a clamar, a movilizarse, a exigir –pacífica pero tenazmente– la adopción urgente de medidas apropiadas. Yo les pido, en nombre de Dios, que defiendan a la Madre Tierra. Sobre éste tema me he expresado debidamente en la Carta Encíclica Laudato si’ que creo que les será dada al finalizar. Tengo dos páginas y media en esta cita, pero (como resumen basta (verificar y falta)

  1. Para finalizar, quisiera decirles nuevamente: el futuro de la humanidad no está únicamente en manos de los grandes dirigentes, las grandes potencias y las élites. Está fundamentalmente en manos de los Pueblos; en su capacidad de organizar y también en sus manos que riegan con humildad y convicción este proceso de cambio. Los acompaño. Y cada uno Digamos juntos desde el corazón: ninguna familia sin vivienda, ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin derechos, ningún pueblo sin soberanía, ninguna persona sin dignidad, ningún niño sin infancia, ningún joven sin posibilidades, ningún anciano sin una venerable vejez.

Sigan con su lucha y, por favor, cuiden mucho a la Madre Tierra. Rezo por ustedes, rezo con ustedes y quiero pedirle a nuestro Padre Dios que los acompañe y los bendiga, que los colme de su amor y los defienda en el camino dándoles abundantemente esa fuerza que nos mantiene en pie: esa fuerza es la esperanza, y una cosa importante la esperanza que no defrauda, gracias.

Y, por favor, les pido que recen por mí. Y si alguno de ustedes no puede rezar, con todo respeto, les pido que me piense bien y me mande buena onda.

________________________

(1) Juan XXIII, Carta enc. Mater et Magistra (15 mayo 1961), 3: AAS 53 (1961), 402.

(2) Pablo VI, Carta enc. Popolorum progressio, n. 14.

(3) Pontificio Consejo «Justicia y Paz», Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, 157.

(4) V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano (2007), Documento Conclusivo, Aparecida, 66

(5) Juan Pablo II, Exhort. ap. postsinodal Ecclesia in Africa (14 septiembre 1995), 52: AAS 88 (1996), 32-33; Id., Cart enc. Sollicitudo rei socialis (30 diciembre 1987), 22: AAS 80 (1988), 539.

(6) Juan Pablo II, Bula Incarnationis mysterium, 11.

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

EVO, LA CRUZ /OZ Y MARTILLO/ PAPA FRANCISCMO. ¿Ud. Se escandaliza por esta foto? Le dejamos el contexto para el debate

evo y el papa
¿De dónde viene el crucifijo que Morales regaló al Papa?
Un homenaje a la figura del sacerdote español Luis Espinal, caracterizado por su compromiso con las luchas sociales.

La cruz formada con la hoz y el martillo, que Evo Morales entregó al Papa Francisco a su llegada a Bolivia, pretendía ser un homenaje a la figura del sacerdote jesuita español Luis Espinal. El crucifijo es una reproducción de uno que hizo el sacerdote jesuita, como símbolo de su compromiso con las luchas sociales y su simpatía a las ideas de Liberacion de la clase obrera y campesina.

El Papa Francisco, en su visita apostólica a Bolivia, ha querido rendir homenaje a la figura del jesuita español Luis Espinal, asesinado en 1980 por paramilitares por su compromiso con las luchas sociales en el país. Francisco ha rezado hoy en el lugar en el que fue asesinado este sacerdote y ha pedido por el eterno descanso de su alma.
papa
Junto con la cruz de la hoz y el martillo, Evo Morales ha querido obsequiar al Papa con la distinción Luis Espinal, creada para reconocer a quien profese una fe religiosa y se destaque por defender a los pobres, los marginados y los enfermos.

Luis Espinal, sacerdote jesuita, nació en España en 1932. A los 16 años, ingresó en la Compañía de Jesús, con la que se trasladó como misionero a Bolivia. En 1971 adquirió su nueva nacionalidad, la boliviana. Durante los años en los que vivió en esta región, se caracterizó por su compromiso con los más necesitados, pero también por sus críticas a la Iglesia. “Tal vez, tienen razón al hablar del “opio del pueblo” porque hemos desencarnado nuestra fe”, escribió en una ocasión.

papa con la OZ

En 1979, Espinal fundó el semanario “Aquí”, en el que ahora se le homenajea como un mártir, un héroe del pueblo y un símbolo de la Teología de la Liberación. A través del periodismo, Espinal se dedicó a defender la lucha social, como forma de lograr una sociedad más justa.

EL PAPA NO ESTABA NI MOLESTO NI ENOJADO, NO PERDIO NUNCA SU SONRISA:

La talla contenía la imagen de un Cristo crucificado en el mango del martillo, según mostraron imágenes de la televisión estatal. Se trata de una reproducción de un crucifijo que hizo el sacerdote jesuita español Luis Espinal, asesinado en 1980 por paramilitares por su compromiso con las luchas sociales en Bolivia y a quien Francisco dedicó hoy un homenaje cerca del lugar donde hallaron su cadáver
… AL FINAL NI SER COMUNISTA NI CRISTIANO ES MALO, Y SE PUEDE HACER LAS DOS COSAS AL MISMO TIEMPO…..

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

EVO MORALES RECIBE AL PAPA EN BOLIVIA

llegada-papa-Francisco-Bolivia-Presidencia_CYMIMA20150709_0001_16
El papa Francisco llegó este miércoles a Bolivia, la segunda de tres paradas en su gira por Sudamérica, tras pasar tres días en Ecuador.

Francisco llegó a la localidad de El Alto, desde donde se trasladará a La Paz, para visitar el Palacio de Gobierno y se reunirá en privado con el presidente boliviano, Evo Morales, informa el diario ‘La Razón’.

Bienvenido a una parte de la patria grande “a la que se le ha mutilado su acceso al mar”, dijo el mandatario boliviano en su discurso de bienvenida a Francisco.

Por su parte, el Gobierno de Chile había indicado que esperaba que “no hayan asuntos políticos que intervengan en esta visita papal”.

Según Reuters, el papa bebió un té de hojas de coca, flores de manzanilla y anís durante el vuelo que le llevó a El Alto desde Quito con el objetivo de contrarrestar los efectos de la altura a su llegada al aeropuerto internacional más alto del mundo.
l7-402x302

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Oíd UCA DE EL SALVADOR: EL PAPA FRANCISCO EN LA U CATOLICA DE ECUADOR.

Mensaje del Papa Francisco en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador https://youtu.be/3lC-scdZjNI QUITO, 07 Jul. 15 / 06:21 pm (ACI).- El Papa Francisco dio un discurso este martes en la Pontificia Universidad Católica de Ecuador con motivo del Encuentro con el mundo de la escuela y de la universidad, en el que llamó a jóvenes y docentes a asumir la carrera universitaria como un compromiso solidario con los más necesitados y con el cuidado responsable de la Creación. PAPA FRANCISCO A continuación el texto del Papa. Las partes en cursiva corresponden a los breves momentos en que el Santo Padre improvisó en su discurso: Hermanos en el Episcopado, Señor Rector, Distinguidas autoridades, Queridos profesores y alumnos, Amigos y amigas: Siento mucha alegría por estar esta tarde con ustedes en esta Pontificia Universidad del Ecuador, que desde hace casi setenta años, realiza y actualiza la fructífera misión educadora de la Iglesia al servicio de los hombres y mujeres de la Nación. Agradezco las amables palabras con las que me han recibido y me han transmitido las inquietudes y las esperanzas que brotan en ustedes ante el reto, personal de la educación. Pero veo que hay algunos nubarrones ahí en el horizonte, espero que no venga la tormenta, nomás una leve garúa. En el Evangelio acabamos de escuchar cómo Jesús, el Maestro, enseñaba a la muchedumbre y al pequeño grupo de los discípulos, acomodándose a su capacidad de comprensión. Lo hacía con parábolas, como la del sembrador (Lc 8, 4-15). El Señor siempre fue plástico, de una forma que todos podían entender. Jesús, no buscaba, «doctorear». Por el contrario, quiere llegar al corazón del hombre, a su inteligencia, a su vida y para que ésta dé fruto. La parábola del sembrador, nos habla de cultivar. Nos muestra los tipos de tierra, los tipos de siembra, los tipos de fruto y la relación que entre ellos se genera. Ya desde el Génesis, Dios le susurra al hombre esta invitación: cultivar y cuidar. No solo le da la vida, le da la tierra, la creación. No solo le da una pareja y un sinfín de posibilidades. Le hace también una invitación, le da una misión. Lo invita a ser parte de su obra creadora y le dice: ¡cultiva! Te doy las semillas, te doy la tierra, el agua, el sol, te doy tus manos y la de tus hermanos. Ahí lo tienes, es también tuyo. Es un regalo, es un don, es una oferta. No es algo adquirido, no es algo comprado. Nos precede y nos sucederá. Es un don dado por Dios para que con Él podamos hacerlo nuestro. Dios no quiere una creación para sí, para mirarse a sí mismo. Todo lo contrario. La creación, es un don para ser compartido. Es el espacio que Dios nos da, para construir con nosotros, para construir un nosotros. El mundo, la historia, el tiempo es el lugar donde vamos construyendo ese nosotros con Dios, el nosotros con los demás, el nosotros con la tierra. Nuestra vida, siempre esconde esta invitación, una invitación más o menos consciente, que siempre permanece. Pero notemos una peculiaridad. En el relato del Génesis, junto a la palabra cultivar, inmediatamente dice otra: cuidar. Una se explica a partir de la otra. Una va de mano de la otra. No cultiva quien no cuida y no cuida quien no cultiva. No sólo estamos invitados a ser parte de la obra creadora cultivándola, haciéndola crecer, desarrollándola, sino que estamos también invitados a cuidarla, protegerla, custodiarla. Hoy esta invitación se nos impone a la fuerza. Ya no como una mera recomendación, sino como una exigencia que nace «por el daño que provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en la tierra. Hemos crecido pensando tan solo que debíamos “cultivarla” que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados quizás a expoliarla… por eso entre los pobres más abandonados y maltratados, que hay hoy día en el mundo está nuestra oprimida y devastada tierra” (Laudato si’ 2). Existe una relación entre nuestra vida y la de nuestra madre la tierra. Entre nuestra existencia y el don que Dios nos dio. «El ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podemos afrontar adecuadamente la degradación humana y social si no prestamos atención a las causas que tienen que ver con la degradación humana y social» (Laudato si’ 48) Pero así como decimos se «degradan», de la misma manera podemos decir, «se sostienen y se pueden transfigurar». Es una relación que guarda una posibilidad, tanto de apertura, de transformación, de vida como de destrucción y de muerte. Hay algo que es claro, no podemos seguir dándole la espalda a nuestra realidad, a nuestros hermanos, a nuestra madre la tierra. No nos es lícito ignorar lo que está sucediendo a nuestro alrededor como si determinadas situaciones no existiesen o no tuvieran nada que ver con nuestra realidad. No nos es lícito más aún, no es humano entrar en el juego de la cultura del descarte. Una y otra vez, sigue con fuerza esa pregunta de Dios a Caín: «¿Dónde está tu hermano?». Yo me pregunto si nuestra respuesta seguirá siendo: «¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?» (Gn 4, 9). Yo vivo en Roma y en invierno hace frío. Sucede muy cerquita del Vaticano que aparezca un anciano en la mañana muerto de frío. No es noticia en ninguno de los diarios, en ninguna de las crónicas. Un pobre que muere de frío y de hambre hoy no es noticia. Pero si las bolsas de las principales capitales del mundo bajan dos o tres puntos ¡se arma el gran escándalo mundial! Yo me pregunto ¿Dónde está tu hermano? y les pido que se hagan otra vez cada uno esas preguntas y la hagan a la Universidad, a voz Universidad Católica, ¿Dónde está tu hermano? En este contexto universitario sería bueno preguntarnos sobre nuestra educación frente a esta tierra que clama al cielo. Nuestros centros educativos son un semillero, una posibilidad, tierra fértil para cuidar estimular y proteger. Tierra fértil sedienta de vida. Me pregunto con Ustedes educadores: ¿Velan por sus alumnos, ayudándolos a desarrollar un espíritu crítico, un espíritu libre, capaz de cuidar el mundo de hoy? ¿Un espíritu que sea capaz de buscar nuevas respuestas a los múltiples desafíos que la sociedad hoy plantea a la humanidad? ¿Son capaces de estimularlos a no desentenderse de la realidad que los circunda? No desentenderse de lo que pasa alrededor. Son capaces de estimularlos a eso? Para eso hay que sacarlos del aula, su mente tiene que salir del aula, su corazón tiene que salir del aula ¿Cómo entra en la currícula universitaria o en las distintas áreas del quehacer educativo, la vida que nos rodea, con sus preguntas, interrogantes, cuestionamientos? ¿Cómo generamos y acompañamos el debate constructor, que nace del diálogo en pos de un mundo más humano? Del diálogo, esta palabra puente, esta palabra que crea puentes. Hay una reflexión que nos involucra a todos, a las familias, a los centros educativos, a los docentes: cómo ayudamos a nuestros jóvenes a no identificar un grado universitario como sinónimo de mayor status, sinónimo de mayor dinero o prestigio social. No son sinónimos. ¿Cómo ayudamos a identificar esta preparación como signo de mayor responsabilidad frente a los problemas de hoy en día, frente al cuidado del más pobre, frente al cuidado del ambiente? Y con Ustedes, queridos jóvenes que están aquí, presente y futuro de Ecuador, son los que tienen que hacer lío, ustedes son semillas de transformación de esta sociedad, quisiera preguntarme: ¿saben que este tiempo de estudio, no es sólo un derecho, sino también un privilegio que ustedes tienen? ¿Cuántos amigos, conocidos o desconocidos, quisieran tener un espacio en esta casa y por distintas circunstancias no lo han tenido? ¿En qué medida nuestro estudio, nos ayuda y nos lleva a solidarizarnos con ellos? Háganse esta pregunta queridos jóvenes. Las comunidades educativas tienen un papel fundamental, un papel esencial en la construcción de la cultura y de la ciudadanía. Cuidado, no basta con realizar análisis, descripciones de la realidad; es necesario generar los ámbitos, espacios de verdadera búsqueda, debates que generen alternativas a las problemática existentes, sobre todo hoy. Es necesario ir a lo concreto. Ante la globalización del paradigma tecnocrático que tiende a creer «que todo incremento del poder constituye sin más un progreso, un aumento de seguridad, de utilidad, de bienestar, de energía vital, y de plenitud de valores, como si la realidad, el bien y la verdad brotaran espontáneamente del mismo poder tecnológico y económico» (Laudato si’ 105), hoy a ustedes, a mí, a todos, se nos pide que con urgencia nos animemos a pensar, a buscar, a discutir sobre nuestra situación actual. Y digo urgencia, que nos animemos a pensar sobre qué cultura, qué tipo de cultura queremos o pretendemos no solo para nosotros, sino para nuestros hijos y nuestros nietos. Esta tierra, la hemos recibido en herencia, como un don, como un regalo. Qué bien nos hará preguntarnos: ¿Cómo la queremos dejar? ¿Qué orientación, queremos imprimirle a la existencia? ¿Para qué pasamos por este mundo? ¿para qué luchamos y trabajamos? (cf. Laudato si’ 160) ¿Para qué estudiamos?. Las iniciativas individuales siempre son buenas y fundamentales, pero se nos pide dar un paso más: animarnos a mirar la realidad orgánicamente y no fragmentariamente; a hacernos preguntas que nos incluyan a todos, ya que todo «está relacionado entre sí» (Laudato si’ 138). No hay derecho a la exclusión.

FranciscoUniversidadCatolicaQuito_CapturaYoutube_070715

Como Universidad, como centros educativos, como docentes y estudiantes, la vida nos desafía a responder a estas dos preguntas: ¿Para qué nos necesita esta tierra? ¿Dónde está tu hermano? Que el Espíritu Santo nos inspire y acompañe, pues Él nos ha convocado, nos ha invitado, nos ha dado la oportunidad y, a su vez, la responsabilidad de dar lo mejor de nosotros. Nos ofrece la fuerza y la luz que necesitamos. Es el mismo Espíritu, que el primer día de la creación aleteaba sobre las aguas queriendo transformar, queriendo dar vida. Es el mismo Espíritu que le dio a los discípulos la fuerza de Pentecostés. Es el mismo Espíritu que no nos abandona y se hace uno con nosotros para que encontremos caminos de vida nueva. Que sea Él nuestro compañero y nuestro maestro de camino.

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

“Rusia y China fundan un nuevo eje de superpotencias mundiales”, cumbre de los BRICS es un acontecimiento a escala mundial

Rusia y China son rivales y competidoras, pero eso no les impide crear un potente eje del nuevo orden mundial. A pesar de las numerosas contradicciones existentes entre los dos países, los une un deseo común de resistir a la hegemonía de EE.UU., afirma ‘The Guardian’.
559bb209c461884f798b458c
Las cumbres de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) y del BRICS que se llevarán a cabo esta semana en Ufá (Rusia) indican que Moscú tiene confianza para asumir el liderazgo en las partes del mundo que más rápidamente se desarrollan en la actualidad, escribió ‘The Guardian’.

“Olvídense de las cumbres europeas y las reuniones del G7: para las potencias que más crecen en el mundo las verdaderas cumbres se celebrarán esta semana en el centro de Rusia, y estarán presididas por Vladímir Putin”, declaró el diario británico.

Los líderes de Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica se reunirán en la cumbre del BRICS el día 8 de julio. Dos días más tarde, Rusia y China también negociarán en el marco de la OCS junto a otros cuatro jefes de Estados involucrados. Además de estos dos bloques, Moscú y Pekín colaboran en el Consejo de Seguridad de la ONU, la APEC y el G20, lo que demuestra la fuerte conexión entre ambos países.

El intercambio comercial entre los dos Estados ha aumentado un 600% en la última década. El año pasado Moscú y Pekín iniciaron el mayor acuerdo de gas de la historia. Este verano buques de guerra rusos y chinos realizaron maniobras conjuntas en el Mediterráneo. Además, los presidentes de Rusia y China el próximo septiembre asistirán en Pekín a la ceremonia del 70.º aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial.

cumbre de los BRICS es un acontecimiento a escala mundial
559bb337c4618852798b459f
Este miércoles 8 de julio arranca en la ciudad rusa de Ufá la cumbre de los países BRICS, en la que se discutirán los parámetros prácticos del funcionamiento del nuevo Banco de Desarrollo y el fondo común de reservas monetarias.
“Pese a ciertas decepciones en algunas de las economías de los BRICS, lideradas por China y la India, su peso conjunto en el PIB mundial sigue creciendo, lo que significa que los países miembros aumentan su influencia”, dice el execonomista de Goldman Sachs Group Inc. Jim O’Neill citando por Bloomberg.

El año pasado el PIB conjunto de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica casi igualó el de EE.UU., mientras que China logró un avance sin precedentes, ya que en el transcurso de los últimos seis años su PIB creció un 50%.

Para el líder chino, Xi Jinping, la cumbre de los BRICS ofrece una oportunidad para fortalecer su posición en la palestra internacional, al asegurarse el apoyo de los países miembros de la organización.

“En lo referente a China, los países occidentales a menudo se acogen a la formula ‘con nosotros o contra nosotros’, pero en realidad China ni está con los países de Occidente ni actúa contra ellos. China acepta el sistema que existe pero trata de introducir cambios. Para China es mejor buscar estos cambios junto a Rusia, India, Brasil y Sudáfrica”, opina el investigador del Centro de Estudios del BRICS en Shanghái Zhu Jiejin.

El fondo común de reservas monetarias para el banco de los países de los BRICS, con un volumen de 100.000 millones de dólares, también afianza a los líderes de los BRICS, que buscan fundar Banco de Desarrollo, que deberá representar una gran alternativa al Fondo Monetario Internacional.

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Guardaos de los falsos profetas

“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de oveja, pero por dentro son lobos rapaces”. Mateo 7:15

“Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de oveja, pero por dentro son lobos rapaces”. Mateo 7:15


Por: María Carla González*

El próximo 20 de julio se izarán las banderas cubana y estadounidense en Washington y la Habana, respectivamente.

A sólo 13 días del acontecimiento se impone recordar que el deshielo entre Cuba y EEUU ha sido un proceso inevitable que aunque constituye una victoria para el pueblo cubano pues se ha producido sin que Cuba modifique sus principios sobre la base del respeto a su soberanía nacional; es también un acto de valentía por parte de ambos gobiernos.

Sin embargo, si bien el restablecimiento de relaciones diplomáticas es algo positivo, los cubanos no debemos olvidar los actos de agresión, de presión y de todo tipo de amenazas, de los que hemos sido objeto durante más de 50 años, como bien ha recordado en una entrevista a RIA Novosti, nuestro Gerardo Hernández Nordelo.

Tampoco debemos ignorar que entre tan significativos pasos de avances se mantiene la intención y el objetivo abiertamente declarado de derrocar el sistema sociopolitico cubano, de aniquilar el socialismo que ellos consideran una dictadura, incluso que los planes subversivos en lugar de disminuir se incrementarán y que el odio de la ultraderecha y los anticubanos que abundan en el stablishment politico de ese país se duplicará.

Como reza en Mateo 7:15 “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con disfraces de oveja, pero por dentro son lobos rapaces“.

A modo de recordatorio y sobre la base que pueblo que olvida su memoria no tiene derecho a triunfar, les resumo unos pocos ejemplos de lo lejos que han llegado nuestros vecinos en su obsesion por hacernos claudicar:

La rebaja de la cuota azucarera, que hace 55 años privó a Cuba de su principal fuente de ingresos por exportaciones.
La Operación Peter Pan, una violación a los derechos humanos de más de mil niños y sus familias.
El bloqueo económico, comercial y financiero que intentó rendirnos por hambre y escaseces materiales y que ha provocado daños superiores al millón de millones de dólares.
La orden presidencial del 6 de julio de 1960 dictada por Dwight Eisenhower, el mandatario republicano que inició los preparativos para la invasión mercenaria de Playa Girón, en abril de 1961. Fue el mismo que ordenó la ruptura de relaciones diplomáticas con Cuba, el 3 de enero de 1961.
La política de agresiones continuadas produjo sufrimiento y dolor infinito a las familias cubanas porocasionar más de 3 000 muertos y mutilados.
Los intentos de asesinato (638) contra el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro en los cuales se involucraron 8 administraciones.
La protección a terroristas como el exagente de la Central de Inteligencia de Estados Unidos, Luis Posada Carriles, responsables confesos de actos criminales contra el pueblo cubano y varias naciones latinoamericanas.
La Ley de Ajuste Cubano el 2 de noviembre de 1966, que promueve las salidas ilegales y ha provocado la perdida de vidas humanas.
Las transmisiones de radio y televisión dirigidas contra Cuba.
El abastecimiento, entrenamiento, promoción y amparo de organizaciones y cabecillas contrarrevolucuonarios, a quienes intenta legitimizar como “disidentes” y que constribuyen al descrédito del gobierno cubano mediante la manipulación de la realidad en Cuba.

Y para los que aún piensan que la hostilidad es puramente porque la Revolución obtuvo el poder o contra los ¨Castro¨, pues se equivocan, recordemos la política de la Fruta Madura formulada en el siglo XIX, la intervención y el despojo de la victoria a los mambises y la posterior ocupación ilegal del territorio donde se ubica la Base Naval de Guantánamo.

Celebro junto a mi pueblo esta nueva etapa que comienza, porque supone un mejoramiento de nuestras condiciones de vida pues recordemos que una parte significativa de las ganancias económicas derivadas serán destinadas a los programas sociales de la Revolución. Imagínense si bloqueados hemos sido capaces de ser potencia médica, educativa y desarrollado importantes logros sociales; sin hablar del prestigio político internacional y del internacionalismo y la solidaridad que hemos diseminado por los más recónditos parajes a donde solo quieren ir las bombas asesinas, qué no haríamos sin bloqueo!!!

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

SOBRE EL TEMA CUBA Y ESTADOS UNIDOS

cuba-usa
Pocas horas antes del anuncio por los gobiernos de Cuba y Estados Unidos sobre la reapertura de embajadas en sus respectivas capitales tres temas resonaban en la agenda noticiosa internacional: La demonización del gobierno griego por someter a referéndum la aceptación de las propuestas de la Unión Europea sobre su economía, las protestas en España contra la denominada Ley Mordaza que castiga fuertemente la expresión en la calle y en Internet y el reconocimiento a Cuba por ser el primer país a nivel mundial en eliminar la transmisión del VIH de madre a hijo.

Todo ello fue pasado a segundo plano por las cartas intercambiadas por los mandatarios de EE.UU. y Cuba, las intervenciones del presidente Barack Obama y su Secretario de Estado John Kerry y la “Declaración del gobierno revolucionario” emitida desde La Habana sobre la apertura de embajadas en las respectivas capitales.

Entre las cosas que Barack Obama dijo en el jardín de la Casa Blanca estuvieron:

“No podemos hacer rehén al futuro de Cuba por lo que ocurrió en el pasado. Y de eso se trata, una opción entre el futuro y el pasado. Estadounidenses y cubanos están listos para seguir adelante”
ch12-580x356
“Sí hay quienes quieren darle la vuelta al reloj y redoblar la política de aislamiento, pero es necesario darnos cuenta que ese enfoque no funciona. No ha funcionado por 50 años, aleja a Estados Unidos del futuro de Cuba y sólo hace la vida más complicada para los cubanos”

“No se puede secuestrar el futuro de Cuba por decisiones que se tomaron en el pasado. Los cubanos y estadounidenses están listos para avanzar, es momento de que el Congreso haga lo mismo”

“Hay estadounidenses que quieren viajar a Cuba. Hay empresas estadounidenses que quieren invertir en Cuba”

“Con este cambio podremos incrementar sustancialmente nuestros contactos con el pueblo cubano, tendremos un mayor equipo en nuestra embajada y nuestros diplomáticos podrán desplegarse más a lo largo de la isla”

“También he dejado claro que seguiremos teniendo algunas diferencias muy serias, eso incluye el respaldo de Estados Unidos de valores universales como la libertad de prensa y reunión y la posibilidad de acceder a información y no vacilaremos en criticar actos que contradigan esos valores”

Las dos últimas expresiones ratifican lo que el investigador Tracey Eaton declaró y documentó ampliamente a La pupila insomne la pasada semana sobre el incremento de los fondos para los “programas de promoción de la democracia” -“los Estados Unidos van aprovechar como una oportunidad establecer relaciones con Cuba para seguir con estos programas”- y que aparece en recientes informes del Congreso y el Departamento de Estado cuya evaluación del 25 de junio de 2015 de los Derechos Humanos país por país comienza diciendo “Cuba is an authoritarian state led by Raul Castro” y define como la principal limitación a los Derechos Humanos en este país la “incapacidad de los ciudadanos para cambiar el gobierno”.Pareciera que Washington aspira a que el pueblo cubano le haga el trabajo que miles de millones de dólares estadounidenses invertidos en el acoso, la subversión y el terrorismo no han podido realizar.

A pesar de ello, los Congresistas de Miami no tardaron en desatar su ira. Ileana Ros-Lehtinen acusó a Obama de “estar comprando un legado”, para Carlos Curbelo es un “elemento más a conseguir en la lista personal del Presidente Obama para construir un legado, pero no va a promover nuestros intereses nacionales y temerariamente confiere legitimidad a una dictadura militar absolutamente ilegítima” y para Marco Rubio se trata de “concesiones unilaterales a ese regimen odioso”.

Jeb Bush, hermano de George W. y quien como Rubio es candidato a la nominación republicana para aspirar a la Casa Blanca declaró que “la verdadera prueba” de la efectividad de la política de Obama no son “logros diplomáticos dudosos sino si el mejoramiento de las relaciones entre La Habana y Washington avanza la causa de los derechos humanos y la libertad del pueblo cubano”. Desde la candidatura Demócrata al mismo puesto Hillary Clinton dijo que “la nueva embajada en La Habana nos ayuda a entrar en contacto con los cubanos y a incrementar los esfuerzos que contribuyan a cambios positivos. Buen paso para EE.UU. y el pueblo cubano”.

El debate sobre Cuba entre las élites estadounidenses vuelve a ser el cómo, no el qué, y por supuesto ellos determinan qué cambio es positivo o negativo para nosotros. No importa que la politiquería trate de arrimar la brasa a su sardina, es obvio que Cuba vuelve a obtener otra victoria: luego de más de medio siglo de intentar cambiar por la fuerza el camino escogido por los cubanos, los intercambios de todo tipo con la sociedad cubana serán ahora la vía para restablecer la dominación. Veremos quién cambia a quién. No es soberbia, es historia: Aún cercada, la Revolución cubana cambió a América Latina y a buena parte de África, en contra de las políticas de Washington, ¿o es que EE.UU. no necesita cambiar y el contacto con Cuba de los norteamericanos será en una sola dirección?
fidel-crucero-21
Mientras tanto, no hay dinero en EE.UU. para derrocar la Ley Mordaza en España ni para apoyar el referéndum de los griegos. Los programas que permiten que los niños cubanos nazcan más sanos que los estadounidenses seguirán contando únicamente con presupuestos aprobados por la Asamblea Nacional de Cuba, un presupuesto que seguramente tendrá más recursos sin bloqueo y con turismo norteamericano viajando a la Isla, como Obama ha pedido al Congreso que autorice. (Publicado en CubAhora)

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política