controvertido “aspirante” Marco Rubio: Sus fabulosos gastos personales

marco-rubio
Por: Nicanor León Cotayo

Durante años, comentó este domingo el sitio DiarioContraste, sus oponentes lo han arañado en ese frente. Solo en 2010 le descubrieron que como candidato a senador federal hizo frente a sus gastos personales con una tarjeta de crédito del Partido Republicano. Ahora que aspira a ser candidato presidencial por esa organización, el Nuevo Herald divulgó en Miami algunos de sus ingresos.

El año pasado Rubio ganó 174 mil dólares como senador federal, 52 mil por derechos de autor y un puesto de enseñanza en una universidad, al tiempo de recibir 5 000 de propiedades alquiladas.

Además, subrayó el Herald, ejecutó “una maniobra financiera desesperada”: sacó casi 70 000 dólares de sus fondos de jubilación.

Pero el problema, escribió ese periódico, no radica tanto en los ingresos como en sus desembolsos.

Durante años, hizo notar, los hábitos de gastos de Rubio han facilitado a sus oponentes colocarlo en situaciones incómodas.

El compró la participación en una casa que sería alquilada y después afrontó su posible hipoteca.

Al valorar su proceder, analistas dijeron que demuestra su necesidad “apremiante” de llegar al dinero.

Uno de ellos, el economista de la universidad de Boston, Laurence Kotlikoff, afirmó:

“Eso significa que, de algún modo, él está viviendo por encima de sus medios, ya que está pidiendo prestado a costa de su futuro”.

Durante una entrevista con la Fox News Sunday, Rubio trató de justificarlo diciendo:

Que necesitaba “acceso a efectivo para gastos personales” y los de su campaña presidencial.

También confesó que tenía, por lo menos, otras dos cuentas activas de jubilación.

Luego se auto crucificó aún más al plantear, “mi refrigerador se rompió”, y eso fueron 3 000 dólares.

Pero no se detuvo y añadió la necesidad de reemplazar el aire acondicionado de su casa.

Todos mis hijos –aseguró- van a centros escolares y están acercándose a la universidad, “y la escuela se está poniendo más cara”.

Rubio y su esposa Jeannette tienen cuatro hijos en colegios privados y solo por concepto de matriculas en total pagan anualmente 40 000 dólares.

Una portavoz demócrata de la Florida, Christian Ulvert, afirmó que la explicación del senador podría tener repercusiones en su contra.

“La mayoría de los estadounidenses promedio no se compran un refrigerador de tres mil dólares”, aseguró Ulvert.

Y sentenció, “La mayoría de las familias no pueden darse el lujo de enviar a sus hijos a escuelas privadas”.

En sus discursos de campaña, Rubio hace énfasis en su origen señalando que es el retoño de inmigrantes cubanos, un barman y una camarera de hotel.

Pero oculta una investigación del Washington Post donde se probó su falsedad cuando los ha exhibido como “perseguidos del castrismo” que huyeron de la isla.

También martilló hasta hace poco que estaba abrumado por la deuda de sus años estudiantiles.

No obstante, y de acuerdo a fuentes confiables, su familia en 2014 estaba muy lejos de la pobreza.

Pero hay algo que ni las mentiras inherentes a la carne y el espíritu de Marco Rubio pueden borrar, su nivel de vida muy por encima de sus ingresos.

Anuncios
de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s