ÉTICA Y SEMIÓTICA EN LA JURISPRUDENCIA DE “NOTICIEROS”

por Fernando Buen Abad Domínguez

Están asesinando en público el “debido proceso”, están aniquilando el principio de la inocencia, la reserva de la dignidad y la garantía de la privacidad. Están avasallando los derechos fundamentales y están produciendo una mezcla monstruosa de persecución y condena, ilegales e ilegitimas, con premeditación, alevosía, ventaja y en público. Un delito de “lesa humanidad” cometido con impudicia e impunidad desaforadas. Es el rol actual de los “mass media” burgueses.

Está desarrollándose una fase aguda (peligrosísima para las democracias) de las emboscadas “políticas” mafiosas, que usan el linchamiento mediático contra todo lo que les presente oposición o razón crítica. Esta creciendo una fase monstruosa del odio burgués que, desde sus máquinas de guerra ideológica, expresan la lógica de los empresarios que se adueñaron de los gobiernos -y de la totalidad de los “medios de comunicación”- para ejercer venganza vil, “periodismo de guerra”, tráfico de calumnias, acusaciones infundadas, falsificación de imágenes, guerra psicológica y veredictos espurios dichos con la soltura de los ignorantes a que nos tiene acostumbrados la farándula mediática e informativa oligarcas.

Ser juez, hoy, se vuelve una vergüenza agravada. En los casos, excepcionales, de profesionales con mediana conciencia de Justicia Social y defensa de la dignidad humana, debe ser pesadísimo el paisaje de colegas que sucumben a los mandatos de los “jefes” que los hunden en la servidumbre más perniciosa e irreparable. Y no son pocos. Se trata de un espectáculo patético en el que una vida de estudio y trabajo se rinden ante el capricho del odio donde sacrifican para siempre nombre, prestigio y conciencia y alguna vez tuvieron. Todo a cambio de “centavos”.

A las mafias mediáticas parece que nada les satisface, que les queda chico el dominio actual sobre gobiernos y gobernantes cocinados en caldos de fraudes y corrupción estructural. Ya nada los “llena”. Para los fines del odio burgués los funcionarios, paridos desde los “medios”, son gerentes doctorados en ineficiencia y, por eso, la burguesía se ve impelida a intervenir directamente en el “poder judicial” para asegurarse de que logrará cumplir su cometido de linchamiento sin importar qué leyes hubiere que deformar, degenerar o pisotear. Para eso cuentan con payasos “letrados” hambrientos de banalidad publicitaria, palmaditas en la cabeza y propinas gordas. Y abundan.

No deja de ser llamativa la “velocidad” acelerada por el odio de la “justicia” cuando hay casos que se dirimen en las pantallas televisivas. Contrario a la “tradición” ineficiente de jueces y leguleyos, capaces de demorar eternamente juicios de personas “pobres” o trámites simples… cuando hay tufo de fama mediática se convierten en sagaces tratadistas de la jurisprudencia con velocímetro ultrasónico. Son rapiditos para popularizar el uso de la “justicia” como herramienta de la venganza burguesa. Son permisivos voluntaristas cuando se trata de filtrar imágenes y expedientes que ensucien la dignidad y la vida misma de las personas victimadas. Son la barbarie lenguaraz cuando se trata de suprimir el derecho a la privacidad, el debido proceso y la presunción de inocencia para que reine en su esplendor la obscenidad de la sentencia y la condena dictada en las pantallas (y sus adláteres) por los tiempos televisivos y la premura del odio oligarca.

Un juez, suponemos sin ingenuidades idealistas, debe proteger a las personas que están a expensas de sus procesos y veredictos. Incluso en los casos de flagrancia, un juez debe ver por la precisión conceptual y técnica de la sanción, debe ser celosos del escrutinio de los hechos, de la tipificación del delito y de la axiología indispensable del veredicto para que se constituya en fortaleza moral de la comunidad y de ninguna manera en escarnio o injusticia. Uno supone, sin ser un bobo útil, que debe primar el rigor de la ética encarnada en en el trabajo arduo y complejo de un juez y de sus equipos, que faltar a ese rigor es lastimar a las víctimas y ser injusto también con los culpables. Eso no repara el daño ni resarce a la sociedad de los daños hipotéticos.

Ha costado mucho a la humanidad construir márgenes de confianza sobre la Justicia y sobre sus expertos. Ha costado mucho en un mundo donde reina la anarquía de la impunidad amasada por la clase dominante contra la clase trabajadora. Ha costado mucho desarrollar una cultura de la Justicia y mucho también hacerla clara y hacerla rápida. Incluso con todos sus fracasos reales y concretos, con la injusticia errática y corrupta del sistema judicial en sociedades divididas en clases, con la injusticia lacerante en la demora de los trámites y de los juicios, con la injusticia consustancial a un sistema de castigos que no reparan con puntualidad ni velocidad los daños a las víctimas… con todo eso, el muy poco prestigio que ha logrado la justicia del sistema imperante, se va a la basura gracias a la estupidez política de las jaurías neoliberales dispuestas a destruirlo todo para saciar su avaricia y usura. Y hay jueces que lo permiten, lo celebran y los ejecutan.

Más que nunca ésta es la hora de los pueblos. Es la hora en que se debe analizar de fondo todo aquello que viene ocurriéndonos, a escala mundial y a escala regional, por la metástasis del neoliberalismo infectando su putrefacción en todas las escalas de la vida en sociedad y de la vida en lo particular. Con el paso del tiempo se hace más urgente la creación de fiscalías populares especializadas en delitos comunicacionales. Fiscalías populares capaces de iniciar una corriente crítica del maridaje mafioso que viene destruyendo los últimos reductos de justicia, y sus nociones más fundamentales, que pudieren quedar en la estructura judicial del capitalismo.

Es un delito exhibir a personas en tránsito de procesos judiciales, por más que genere mucho “rating”. Es un delito exhibir a personas heridas o fallecidas para satisfacer morbos mediáticos patológicos. Es un delito emitir juicios “mass media” sobre la inocencia o la culpabilidad antes o durante el debido proceso. Es un delito acusar a cualquier persona saltándose la presunción de inocencia y saltándose las evidencias con su respectiva diversidad de enfoques y valoraciones éticas, jurídicas, políticas y sociológicas. Es un delito destruir el prestigio y el buen nombre de las personas sin asumir el responsabilidad social alguna y convirtiendo el drama de otros en negocio de odios y revancha de clase. Es un delito usar los medios concesionados por los pueblos para atacar a los pueblos en sus bases culturales y jurídicas más preciadas y es un delito obrar con alevosía propagandista para beneficiar los intereses de una secta gobernante. Como, por ejemplo, hicieron con “Frida-Sofía”, niña mexicana inexistente bajo los escombros donde nunca estuvo. Ni una palabra de los jueces, por ahora.

Anuncios
de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

CENTENARIO BOLCHEVIQUE: AL CIELO, POR UN ATAJO


Jorge Gómez Barata
MONCADA

En febrero de 1917, en Rusia abdicó el zar Nicolás II, poniendo fin a 300 años de despotismo, servidumbre, y crueldad. Así se entronizó un Gobierno Provisional, el primero de perfil liberal en toda la historia rusa y que, pese a constituir un avance, no abordó con los grandes problemas populares, en particular la opresión nacional, y la participación rusa en la Primera Guerra Mundial. Ocho meses después fue desplazado por los bolcheviques, encabezados por Lenin. Así triunfó la Revolución de Octubre que, mediante la creación de la Unión Soviética, propició la más grande transformación política, económica y social del siglo XX.

MAS PERIODICO CENTENARIO REVOLUCION RUSA 1917

A diferencia de otros movimientos políticos europeos que fueron hijos del progreso, la Revolución Bolchevique lo fue del estancamiento derivado del régimen zarista y de la Primera Guerra Mundial. La innovación de Lenin fue aprovechar la coyuntura para convertir ciertas teorías de Marx en un programa de gobierno, y fusionar en tiempo y espacio las ideas más avanzadas, con el primitivismo, el atraso económico, social, tecnológico y cultural, la ruina de la industria, la agricultura, el comercio y el aislamiento ruso acentuados por la guerra.

Estimuladas y apoyadas política y materialmente por factores internos y externos, las clases derrotadas, y las potencias europeas desataron los levantamientos contrarrevolucionarios, y protagonizaron la intervención extranjera, lo que condujo a una feroz Guerra Civil que en conjunto con la Guerra Mundial en ocho años sumaron alrededor de 15 millones de muertos.

Semejante desastre humanitario no solo acarreó dolor, ruina, y pobreza, sino que radicalizó el proceso revolucionario. Así, sin que hubiera condiciones para ello, el estado, bajo la dirección del partido bolchevique, además de gobernar se hizo cargo de la administración del gigantesco país, cuya economía, incluyendo la tierra, fue nacionalizada, poniendo bajo control estatal toda la actividad social.

Concluida la contienda en 1922, el país trató de retornar a la normalidad. El empeño estuvo condicionado por las transformaciones incluso deformaciones provocadas por la extraordinaria coyuntura vivida en la cual, entre otras cosas, fue sacrificada la democracia en la vida interna del partido, el estado, y los soviets.

Motivado por la desesperante situación económica, y con una lucidez que le permitió percibir que aquel estado de cosas no conducía a un modelo económico y político moderno, Lenin entronizó la Nueva Política Económica (NEP), que intentó articular un modelo en el cual convivían diversas formas de propiedad y gestión, y donde el mercado, el dinero, y la inversión privada desempeñaban importantes roles. Se trató del primer intento de rectificación en la historia del socialismo.

En el horizonte aparecieron nuevos problemas cuando, a la muerte de Lenin en 1924, en el seno de la dirección bolchevique emergieron grandes divisiones, asociadas a la lucha por el poder, en la sociedad aparecieron los conflictos obreros, y Trotski, la segunda figura de la revolución, intentó promover la democratización del proceso.

En 1924 murió Lenin, y Stalin fue exaltado a la máxima dirección. De ese modo dispuso de fuerza para aplastar a Trotski e imponerse al partido, el estado, y las instituciones del poder soviético. El desenlace comprometió para siempre el destino de la Revolución Bolchevique y del socialismo en su conjunto.

Entonces no se trataba de la contrarrevolución, que puede ser reprimida y aplastada, sino de perfeccionar la gestión revolucionaria, tarea en la cual el partido y su dirección en manos de Stalin fueron sobrepasados. Todavía hoy la paradoja es aterradora. Los violentos procedimientos utilizados para reprimir a la contrarrevolución se aplicaron a los camaradas. Saturno dejó de ser una metáfora.

El estalinismo consistió en la violación de la legalidad y la ética revolucionaria, y en el ejercicio de la represión política. Se trató de una deformación que trasladó el pensamiento burocrático y las prácticas represivas a las esferas de la dirección política, y al manejo de la cosa pública, se asoció el dogmatismo, suprimió la diversidad y la pluralidad, y se sostuvo en el poder unipersonal ilimitado. Al someterse y abandonar la tradición bolchevique, el Partido Comunista de la Unión Soviética, firmó su acta de defunción.

No obstante, la revolución encabezada por Lenin, Trotski y el propio Stalin fue tan profunda, y el socialismo tan fecundo y querido por las masas, y tan fabuloso el caudal de energías, inteligencia y vitalidad moral que logró prevalecer. Alimentándose de sus propias realizaciones, el socialismo soviético sobrevivió a los graves errores internos, a la agresión, y al aislamiento de la burguesía internacional.

Apreciando correctamente la situación política internacional, la dirección soviética maniobró para neutralizar la amenaza que significaba el ascenso de Hitler al poder. Ingresó a la Sociedad de Naciones en 1934, y suscribió pactos de amistad y no agresión, el más discutible de ellos, el acordado con Alemania en 1939 conocido como Ribbentrop-Molótov. Nada pudo impedir la agresión, y el 22 de junio de 1941 Alemania invadió la URSS. El fascismo retó al socialismo.

Sobre el inmenso territorio ruso y el pueblo soviético se abalanzó el huracán de fuego del nazi fascismo. Ante semejante emergencia, el país y el partido depusieron sus conflictos, y se unieron bajo el liderazgo de Stalin para protagonizar la más colosal y probablemente insuperable batalla por la supervivencia nacional y el socialismo. En una conmovedora expresión de patriotismo, generales, oficiales y cuadros del partido soviético, depusieron objeciones, y liberados de los gulags, marcharon directamente a los frentes de batalla para hacerse cargo de las unidades.

En aquella excepcional coyuntura histórica, Stalin tuvo la lucidez y la entereza moral necesarias para, anteponiendo los intereses del pueblo soviético y la humanidad, pactar una alianza estratégica con Estados Unidos y Gran Bretaña, y así sumar las inmensas fuerzas morales y la capacidad de resistencia del pueblo soviético a las de occidente.

Después de soportar años de ocupación, sufrir enormes reveses y protagonizar hazañas, a partir de la victoria en Stalingrado, los ejércitos soviéticos cambiaron el curso de la guerra, liberaron la totalidad de su territorio, y en 1944 comenzaron a combatir con sus fronteras a la espalda. En abril de 1945 luchaban por Berlín, y en mayo hicieron capitular al alto mando alemán.

En su avance hacia Berlín, los ejércitos soviéticos liberaron a numerosos países de Europa Oriental, circunstancia fue aprovechada por la Unión Soviética para, en una reacción política defensiva cuya intención Stalin no ocultó, favorecer el establecimiento de gobiernos afines que terminaron siendo exactamente idénticos al de la URSS.



Así, en un proceso más o menos rápido y políticamente compulsado, asistido por la fuerza militar y los compromisos políticos, nació el campo socialista, que asumió el modelo burocrático estalinista. El socialismo en Europa Oriental no fue producto de un parto natural. Aquellos polvos trajeron otros lodos.

En 1953 murió Stalin. En 1956 durante el XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, comenzó la desestalinización. En su perfil de líder, Stalin llegó a encarnar —quiérase o no—el símbolo de la tenacidad, ante todo del impar pueblo ruso, al que, entre tantas paradojas, él no pertenecía. Algo debe quedar claro: el estalinismo no formó parte de la Revolución Bolchevique, sino que fue su canto de cisne.

El resto de la historia es conocido. La estructura autoritaria y burocrática del modelo político soviético, incluyendo al estado, el partido y las organizaciones sociales hizo imposible cualquier rectificación. Cuando al fin Gorbachov lo intentó, pero termino traicionando todo el proceso. el daño estaba hecho. Al respecto se elucubra y especula, no obstante los hechos están a la vista y los datos de la realidad son concluyentes.

Renovado y democratizado, el socialismo tendrá nuevas oportunidades, no ocurre así con el modelo soviético que definitivamente es una página vuelta; que ojala volviere… con las rectificaciones de sus lineas..

La Habana…

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Destituyen a Lenín Moreno como líder del partido gobernante en Ecuador


El mandatario fue depuesto de la conducción de Alianza PAÍS en medio de su enfrentamiento con el expresidente Rafael Correa. En su lugar designaron a Ricardo Patiño, exministro de Exteriores correísta.

El partido político gobernante en Ecuador, Alianza PAÍS (AP) quitó de su conducción al actual presidente de la nación, Lenín Moreno, y ya hizo pública la medida ante la prensa y también en las redes sociales de la agrupación.

Para reemplazar al actual mandatario, quien asumió la Presidencia del país andino el pasado 24 de mayo, se eligió al exministro de Exteriores, Ricardo Patiño, un dirigente afín al expresidente Rafael Correa.

Según informa ‘El Telégrafo’, la dirigencia del oficialismo desconoce la decisión. Por su parte, la vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña, expresó que los referentes de AP actuaron con “arbitrariedad” y consideró que no están escuchando “el sentir de las bases”, que según ella apoyan al actual Gobierno.

Asimismo, el secretario general de Gestión de la Política, Miguel Carvajal, habló de una oposición interna “virulenta”, aunque aclaró que están dispuestos al diálogo para sostener la unidad partidaria, hoy resquebrajada.

Los motivos

A pesar de que Correa inicialmente apoyó la candidatura presidencial de su aliado partidario, al poco tiempo de ocupar el Palacio de Gobierno, se desató un enfrentamiento entre Moreno y el expresidente, quien lo acusa de traicionar los objetivos de la llamada ‘Revolución Ciudadana’.
De esta forma, la secretaria ejecutiva de la alianza, Gabriela Rivadaneira, argumentó la tajante determinación acudiendo al estatuto partidario, que insta al trato respetuoso y a velar por la unidad del movimiento.

En el texto explicativo también justifican que la normativa interna considera una “falta grave” beneficiar a “personas o grupos opositores a la Revolución Ciudadana”. En esa misma línea, resaltan la infracción de expresar públicamente criterios contrarios a “los principios y decisiones del movimiento”.

A su vez, Rivadaneira destacó que el caso de Moreno, por sus posibles “faltas” a las reglas internas, será remitido a la Comisión Nacional de Ética y Disciplina del partido, que definirá su futuro en la agrupación.
Por otro lado, en la resolución conjunta se destaca el pedido a Rafael Correa para “acompañar el proceso de fortalecimiento orgánico y la reestructuración” de esta fuerza. Además, el dirigente ecuatoriano celebró la destitución y publicó mensajes efusivos en su cuenta de Twitter:
Rafael Correa ✔@MashiRafael
¡Por fin reacciona la Dirección Nacional de AP, atendiendo el clamor de la militancia, y en estricto apego al Estatuto!
Todo mi apoyo al…

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Nikki Haley y el bloqueo de Estados Unidos a la propia ONU


Tras una lista de representantes de importantes organizaciones regionales que intervinieron en esta sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas para brindar su apoyo a la Resolución presentada en contra del bloqueo de Estados Unidos a Cuba, llegó el turno de la representante de Estados Unidos, Nikki Haley

En una declaración que dejó pequeños todos los precedentes de arrogancia imperial en la ONU —incluido el nefasto debut en ese foro del propio presidente actual, Donald Trump—, la embajadora de ese país ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, dejó claro que su Gobierno está decidido no solo a mantener el bloqueo a Cuba, sino también el menosprecio y bloqueo a la propia Asamblea General.

Lejos de asumir que su país es el responsable de las penurias del pueblo cubano por más de medio siglo, la diplomática lanzó una andanada de insultos contra el «régimen cubano» que, según dijo, ha utilizado durante años el debate en la ONU para «distraer la atención» internacional de la destrucción de su pueblo y aun de otros, en cuya argumentación enunció una versión distorsionada de la Crisis de Octubre de 1962 y los roles que en ella tuvieron los gobiernos de Cuba y de Estados Unidos.

Haley refirió un supuesto compromiso de su Gobierno con la ayuda al pueblo cubano, según ella, reprimido.

En una pose descarnadamente imperial, dijo que cada año «esta Asamblea pierde su tiempo y Estados Unidos se ve sometido a todo tipo de reclamaciones ridículas». Añadió que su Gobierno «no va a dejarse distraer», antes de remarcar que este «no va a detener sus acciones» por un supuesto mejor futuro del pueblo cubano.

Haley adelantó que Estados Unidos votaría en contra del proyecto de resolución presentado por Cuba y recordó que hace un año su país se abstuvo, con el argumento de que se aislaba, cosa que admitió.

La diplomática menospreció a «aquellos confundidos» en cuanto a la posición de Estados Unidos, que ahora cambia su abstención de 2016 por su voto en contra, metamorfosis que ella justificó en los derechos constitucionales de su país.

«Estados Unidos no ve aislamiento en este salón y en ninguna otra parte», desafió antes de referir que los «principios» de Estados Unidos no se cambian y amenazar con mantener la obcecación en la ONU, «aunque nos quedemos solos».

La prepotencia no quedó ahí. Nikki Haley, aduciendo una presunta «honestidad», dijo que «esta Asamblea no tiene la facultad para poner fin al bloqueo de Estados Unidos» y que «lo que hace la Asamblea General, hoy y todos los años, es un teatro político».

La representante norteamericana envió un torcido mensaje al pueblo cubano en el que el pueblo norteamericano —que, según ella pretende desconocer, se opone mayoritariamente al bloqueo— apoya «su sueño de vivir libremente, tener acceso a internet y desarrollar a sus familias».

La funcionaria admitió que «muchos (cubanos) tenían esperanzas en el restablecimiento de las relaciones», un reconocimiento tácito de que el actual Gobierno de Estados Unidos es el responsable del retroceso bilateral.

De forma cínica, dijo que «nuestra amistad con el pueblo de Cuba sigue» y pronunció una sarta de mentiras para culpar al Gobierno de Cuba de supuestas «acciones políticas» contra su propia población y por «exportar su ideología» —no pudo evitar el ataque paralelo a Venezuela—, una falacia de la época más tenebrosa de la Guerra Fría.

Cinismo aparte, la tesis más inverosímil de su discurso vino en el resumen: Estados Unidos —dijo— se opone a la resolución cubana y mantiene su solidaridad con el pueblo cubano. «Cuando llegue el día de la libertad para el pueblo cubano, estaremos con ellos de forma libre», dijo Nikki Haley, tal vez con el sueño imposible del día que su Gobierno consiga ahogar al pueblo de la Isla. Estados Unidos recalcó que va a votar en contra de la Resolución, aunque el año pasado se abstuvo, dijo la representante de Estados Unidos.

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

USA TROLEADA: Cuba ganó ONU: 191 votos a favor, 2 en contra #NoMasBloqueo



55 años del injusto bloqueo de EE.UU. contra Cuba
Por Telesur
Catalogado como el más largo en la historia de la humanidad, el bloqueo afecta toda forma de desarrollo del pueblo cubano, es una violación flagrante, masiva y sistemática de sus derechos humanos.
El 3 de febrero de 1962 el entonces presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, firmó la Orden Ejecutiva Presidencial 3447 con la que implantó formalmente el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto durante 55 años a la isla de Cuba.

Catalogado como el más largo en la historia de la humanidad, el bloqueo afecta toda forma de desarrollo del país caribeño. Constituye una violación flagrante, masiva y sistemática de los derechos humanos del pueblo cubano y es rechazado en el mundo.

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Un cuento de espías sordos e innombrables


Texto de Manuel E. Yepe. Rebelión
Parecía que una nueva maniobra contra Cuba de los sectores terroristas en la política exterior del gobierno estadounidense había sido expuesta y neutralizada cuando la agencia Associated Press (AP) publicó una información fechada el 15 de septiembre de 2017 acerca de los daños ocasionados por el ciclón Irma y la penetración del mar que afectó el edificio que alberga a la Embajada de Estados Unidos en La Habana.
Según la AP, un funcionario del Subcomité Nacional de Seguridad (NSSC, por sus siglas en inglés) que pidió no ser identificado, reveló a sus corresponsales que el NSSC preparaba una demanda contra la American Technology Corporation (ATC), fabricante de los equipos LRAD-RX que utiliza el NSSC para comunicarse con sus agentes en Cuba.
La demanda se fundamentaba en la afectación auditiva que dichos equipos habrían causado a operarios del NSSC, sus funcionarios y familiares. Según el demandante, los equipos en cuestión fueron adquiridos menos de un año antes y los expertos de la ATC que entrenaron a quienes se encargarían de utilizaros en ningún momento les advirtieron contra problemas auditivos.
Fuentes anónimas habían dicho entonces a la agencia AP que la pérdida auditiva pudo estar relacionada con dispositivos de sonido que emiten ondas inaudibles capaces de causar sordera.
Según la fuente, la demanda que presentaría el NSSC incluía compensación económica por los daños ocasionados a operarios de los equipos y los familiares de éstos afectados, así como por los perjuicios operativos sufridos por el NSSC.

Inmediatamente que el NSSC conoció de los problemas auditivos ocasionados a los operadores, ordenó descontinuar la utilización del LRAD-RX pero esto implicó un cambio inmediato en los medios de comunicación con sus agentes, lo cual conllevó mayores gastos que sobrepasaban lo presupuestado.
Sin embargo, en mayo de 2017, que el Departamento de Estado dispuso la expulsión de dos diplomáticos cubanos en respuesta a “incidentes” ocurridos en su embajada en Cuba sin precisar a qué o quién consideraba culpable.
La penetración del mar en la Embajada a causa de un huracán complicó la investigación acerca de los aspectos tecnológicos del caso porque una parte del equipamiento quedó bajo las aguas del mar y aunque se había planificado el viaje a Cuba de un número de técnicos y especialistas para verificar las condiciones de los equipos, ya este aspecto de la pesquisa no tenía sentido. Sólo se limitó el acceso de público y del personal a la Embajada a fin de desmontar los equipos y enviarlos a Estados Unidos para su eventual revisión por los fabricantes sin que se sepa del resultado.

Se afirma que, aunque la ATC es una firma estadounidense por su registro comercial, se trata de una entidad creada por las fuerzas de seguridad del Estado de Israel y, según se ha publicado, la LRAD es un arma que emite un sonido que deja temporalmente sordo al adversario. Por los elementos evidenciados hasta el momento es claro que la maniobra tenía el propósito de involucrar a Cuba en un acto de terrorismo, flagelo en el que la Isla jamás ha ensuciado su bandera aunque ha sido constantemente víctima de éste.
Sin embargo, cuando las sospechas parecían concentrarse en problemas tecnológicos imputables al suministrador, escandalosas declaraciones del senador estadounidense Marco Rubio “pidiendo sangre contra Cuba” evidenciaron al político republicano de Florida como probable eje de la manipulación terrorista.
Poco después Washington retiró el 60 % de los trabajadores de su Embajada en La Habana y luego expulsó 15 diplomáticos de la misión cubana en Estados Unidos arguyendo la “inexistencia de medidas cubanas adecuadas para proteger a nuestros diplomáticos de los ataques sónicos” pasando por alto el hecho de que, desde el primer momento, Cuba dijo que haría todo lo posible por indagar los hechos y había invitado al FBI a compartir las pesquisas en Cuba.
Unas 2.000 personas involucraron las autoridades cubanas en esta investigación, incluyendo agentes de orden público y los mejores científicos del país. Entrevistaron a 300 vecinos y llevaron a cabo decenas de exámenes médicos para ver si alguien fuera del cuadro diplomático había sido afectado.
Examinaron las habitaciones de dos hoteles donde vivían varios empleados de la Embajada de Estados Unidos, entrevistaron a 300 vecinos en un barrio donde muchos vivían casas. Analizaron muestras de aire y el suelo, verificaron si podrían ser insectos los culpables y consideraron una gama de productos químicos tóxicos e incluso de ondas electromagnéticas. Sin embargo, Estados Unidos se ha negado a permitir a los médicos cubanos acceso a las historias clínicas de los afectados o a dejar que los cubanos hablen con los médicos de Estados Unidos. Tampoco se permitió a los peritos cubanos visitar los hogares de los diplomáticos estadounidenses implicados para llevar a cabo pruebas periciales.

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

EE.UU. quería realizar ataques químicos contra Cuba y atentados de bandera falsa e inculpar a Castro

Además ofrecía recompensas a los cubanos que mataran o entregaran vivos a Washington a los miembros del Gobierno de la isla.

En la década de 1960, los servicios especiales estadounidenses y el Pentágono planeaban llevar a cabo ataques con armas químicas y bacteriológicas contra Cuba, según se revela en uno de los archivos desclasificados de la CIA y el FBI sobre el asesinato del presidente de EE.UU., John F. Kennedy.

El documento, que data de 1975, detalla los planes que en 1962 realizaron los servicios de inteligencia norteamericanos en su intento por acabar con el gobierno de Fidel Castro. Para ello se pretendía socavar uno de los sectores clave de la economía cubana: la industria azucarera, mediante la “incapacitación de gran parte de los trabajadores azucareros con el uso encubierto de agentes de guerra biológica o sustancias tóxicas de uso militar”. Sin embargo, los estudios “revelaron que la idea era inviable y fue cancelada”.

Además, Washington pretendía poner en marcha dos grandes operaciones: Mangosta y Bounty. La primera tenía como fin prestar asistencia a “los cubanos en el derrocamiento del régimen comunista desde dentro” y provocar un levantamiento armado. Mientras que la segunda operación preveía la creación de un sistema de recompensa para pagar a los cubanos que mataran o entregaran vivos a los miembros del Partido Comunista, incluidos sus máximos líderes.
La recompensa oscilaba entre 2 centavos de dólar y un millón de dólares, dependiendo de la posición que la víctima ocupara en el Partido Comunista y el Gobierno de Cuba. No obstante, la suma de los 2 centavos se ofrecía como un gesto simbólico por la cabeza de Fidel Castro.

En la ‘lista de precios’ elaborada por los servicios de inteligencia estadounidenses, también se ofrece entre 47.000 y 97.000 dólares por cada comunista extranjero. EE.UU. pretendía notificar a la población cubana sobre sus campañas con panfletos con las respectivas instrucciones que iban a ser lanzadas desde aeronaves.

Ataques terroristas de bandera falsa

Además en un documento, denominado ‘Pretextos’, se enumeraban las posibles justificaciones en las que el Pentágono se basaría para realizar una intervención militar en Cuba. Entre otras cosas, se recomendaba al Gobierno estadounidense llevar a cabo una operación encubierta de bandera falsa, destinada a desatar una “campaña de terror en Miami y otras ciudades del estado de Florida, e incluso en Washington D.C.”, que hiciera parecer que el responsable de esos actos de agresión era La Habana.

“La campaña de terror podría dirigirse contra los refugiados cubanos que buscan asilo en EE.UU. Nosotros podemos hundir embarcaciones con cubanos que se dirigen a Florida (en realidad o simplemente como un simulacro). Podemos fomentar atentados contra los refugiados cubanos en EE.UU., de tal forma que las secuelas de esos ataques sean ampliamente publicitadas”. Además no descartaban detonar bombas con explosivos plásticos en lugares cuidadosamente seleccionados.

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Tuitazo Martes 31 de Octubre, el Día Antes de la Votación en la ONU Demandemos: ¡Fin al Bloqueo Genocida de EE.UU a Cuba!


En solo unos días, el miércoles 1 de noviembre, por vigésima sexta ocasión Cuba presentará la Resolución “Necesidad de poner fin al Bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos a Cuba”.

Como todos los años desde 1992, la misma será presentada ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas.

Ese día una vez más, el mundo entero defenderá el levantamiento incondicional del criminal e inhumano bloqueo.

La votación anual en Naciones Unidas muestra la enorme hipocresía de las diferentes administraciones de EE.UU, la burla a los mandatos de la ONU y el aislamiento del imperio más poderoso de la tierra.

Año tras año la inmensa mayoría de los países miembros votan a favor de la Resolución. La votación del año 2016 marcó un record histórico, todos los países miembros votaron por el fin del bloqueo, con la abstención, por primera vez, de Estados Unidos e Israel.

Estados Unidos sigue arrogándose el derecho de aplicar una ley que viola el espíritu de la Carta de las Naciones Unidas, y atenta de manera flagrante contra la vida de un pueblo pacífico que jamás ha invadido, ocupado, perpetrado ataques terroristas, ni ha aplicado un bloqueo criminal contra EE.UU ni otra nación del planeta.

El único crimen de Cuba es ser un país libre, soberano y socialista a sólo 90 millas del país más poderoso de la tierra.

Junto a diplomáticos, expertos en derechos humanos, movimientos sociales, religiosos, sindicalistas y activistas de todas partes del mundo, levantaremos nuestras voces contra esta política criminal obsoleta y fracasada que ya lleva aplicándose más de medio siglo.

El Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos convoca a los amigos solidarios del mundo, en especial a los que viven en Estados Unidos a participar de un gran TUITAZO el Mares 31 de Octubre para decir bien fuerte NO AL BLOQUEO GENOCIDA CONTRA CUBA.

TUITAZO MARTES 31 DE OCTUBRE
Proponemos realizar el Tuitazo con las siguientes etiquetas:
#NomasBloqueo #Niunpasoatras #Unblock Cuba

Sugerimos incluir el tweeter de Trump @POTUS

Siganos en FB y Twitter:
https://www.facebook.com/TheInternationalCommittee/
https://twitter.com/

https://www.youtube.com/channel/UCMWZMJD3x9CWzehOMR094dA

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Recordando el vil asesinato de Febe Elizabeth Velásquez Ramírez y otros martires de la lucha sindical salvadoreña. 31 de octubre de 1989


EL 31 de octubre de 1989 en el Salvador fuerón asesinados: Febe Elizabeth Velásquez Ramírez, Secretaria General de FENASTRAS junto a otros lideres sindicales, referentes sindicales del movimiento obrero del país,victimas de un atentado dinamitero perpetrado por los escuadrones de la muerte,fundados y financiados por el ultra derechista partido ARENA.

De igual forma murieron en ese mismo atentado dinamitero: FENASTRAS: Ricardo Humberto Cestoni, Secretario de Actas del Sindicato de Empresa de Trabajadores de ANDA (SETA); Rosa Hilda Saravia de Elías, del Sindicato de Trabajadores de la Industria Textil de Algodón, Sintéticos, Acabados Textiles Similares y Conexos (STITAS); Julia Tatiana Mendoza Aguirre, del Sindicato Gastronómico (STITGASC); Vicente Melgar, Secretario de Asistencia Social del SETA; José Daniel López Meléndez, del Sindicato de Empresa de Trabajadores de ANDA (SETA) y Secretario de Conflictos de la Federación; Luis Gerardo Vásquez, del Sindicato General de Empleados Bancarios (SIGEBAN); Febe Elizabeth Velásquez, del Comité Ejecutivo de la Unidad Nacional de Trabajadores (UNTS) y Secretaria General de FENASTRAS; María Magdalena Sánchez y Carmen Hernández.

De igual forma ese mismo día en horas de la madrugada, había sido dinamitado el local del Comité de Madres y Familiares de Presos, Desaparecidos y Asesinados Políticos de El Salvador (COMADRES), hecho que dejó un saldo de cinco personas heridas.

LEGADO DE FEBE
Quienes la conocieron la describen como una persona “profundamente humana”, con claridad ideológica y política, comprometida con los cambios y con los intereses de la gente más pobre de este país.

Desde muy corta edad, sufrió las consecuencias de la pobreza, sin embargo, ésta nunca fue un obstáculo para su superación. Para pagar sus estudios empezó a trabajar de costurera a los 13 años, recibiendo un pago menor al decretado oficialmente.

-A los 16 años, empezó a trabajar en una de las más grandes fábricas de ropa en El Salvador “CIRCA, S.A” (subsidiaria de la Transnacional Levis Strauss Inc.). Su gran sensibilidad humana permitió una acelerada comprensión de las políticas laborales injustas y maltrato de los capataces hacia los trabajadores.
Febe era una persona que creía en la unidad de todos los sectores “para poder derrotar a la dictadura militar y poder construir una sociedad más justa”.

Su trabajo reivindicativo lo inició en el Sindicato de la Industria Textil. Por sus cualidades de solidaridad y dinamismo fue electa Secretaría General del Sindicato. Durante su período conquistaron mejores prestaciones económicas para los trabajadores de la empresa textil.

Lograron además, salir a marchar bajo las consignas “Alto a la represión”, “Libertad a os presos políticos y sindicales”, “Yanki invasor, fuera de El Salvador”, “Fuerza Armada, asesino del pueblo” y otros.
-En CIRCA dirigió la gran huelga de 32 días. Junto a otros obreros realizaron una huelga de hambre como respuesta a la intransigencia de la patronal, lo que generó una campaña en Estados Unidos, donde los trabajadores de la transnacional demandaron solución inmediata al conflicto laboral.
–Su perfil de líder sindical trascendió de la fábrica CIRCA, a nivel nacional e internacional, siendo considerada por el Gobierno y el Sector Patronal “enemiga peligrosa” de sus intereses.
–Febe fue secuestrada el 7 de julio de 1986 por “hombres fuertemente armados, vestidos de civil”, pero fue liberada después de cinco días de tortura física y psicológicas.
–producto de la presión popular El gobierno asumió la responsabilidad y ella fue entregada personalmente por el entonces Presidente de El Salvador, José Napoleón Duarte. Posterior a su liberación, las palabras de ellas fueron: “continuaré en las luchas reivindicativas, porque son justas y no temo por mi vida”. en su honor la ofensiva lanzada por la guerrilla del FMLN el 11 de noviembre de 1989, se denominó: “Ofensiva Hasta el Tope” o “Ofensiva fuera los fascistas. Febe Elizabeth Vive”:

EL VALOR DE LA MEMORIA.
En estos días, existe una crisis de identidad en la juventud salvadoreña, las nuevas tecnologías, ha vuelto a este sector población, en muchos de los casos mas conectados al mundo virtual que a la realidad misma, sirva para ellos este recordatorio pues la historia y la memoria no se escribe en pequeños caracteres, sino vive en el presente, vale decir, para las nuevas generaciones Y MAS AÚN EN EL DIA DEL SINDICALISTA SALVADOREÑO:

VIVA LOS MARTIRES DEL 31 DE OCTUBRE DE 1989!!!

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política

Revolución Bolchevique en la Batalla de las Ideas

Revolución Bolchevique en la Batalla de las Ideas
Mapa del pensamiento en disputa permanente
Rebelión/Instituto de Cultura y Comunicación UNLa
Fernando Buen Abad Domínguez

Lenin escribió su obra Materialismo y Empiriocriticismo (1908) para combatir la infiltración ideológica que intentaba imponer las viejas ideas de Berkeley y Kant haciéndolas pasar por “novísimo marxismo” y “refundar” el socialismo. Estaba en marcha un episodio de estafa teórica contra el método de Marx-Engels y se desarrollaba una traición a las bases teórico-metodológicas de la Revolución de Octubre. Pero Lenin lo descubrió, lo estudió hasta la médula y produjo la vacuna con que se neutralizaron las aventuras del desfalco político quizá más tramposo de su tiempo… y más que eso, produjo un documento esclarecedor que demarcó el escenario de la Batalla de las Ideas en el mapa ideológico y científico del siglo XX y XXI.

Lenin escudriñó todos los frentes donde la ideología de la clase dominante se ha sentido a sus anchas. Metió mano en el problema del conocimiento, en el problema de su “representación”, en los problemas de la enunciación y en el carácter dialéctico de la lucha contra la “falsa conciencia” alentada históricamente por obispos, empresarios, académicos y militares. Produjo en pequeño gran libro que, aun en su brevedad, dejó apuntes cruciales para entender el uso de las “ideas” como camuflaje para la dominación económica de los pueblos. Sobre todo, produjo un texto en combate filosófico para el combate práctico. Para confrontar el “pensamiento” dominante con ciencia emancipadora creada para hacerse carne en la lucha que deberá revolucionarlo todo, incluida la semántica, la sintaxis y sus praxis. En más de un sentido es un texto contra el “eurocentrismo ideológico”.

El empiriocriticismo se consolidó como expresión de la ideología burguesa proyectada, internacionalmente, a manera de “verdad absoluta”. Sus mentores originarios fueron el obispo de Berkeley, Hume, Ernst Mach y Richard Avenarius que mezclaron el positivismo con condimentos kantianos para hacerse pasar como una “nueva filosofía” científica superadora del materialismo sin confesar sus verdaderos nutrientes idealistas subjetivos y reaccionarios. De esas fuentes beben, por ejemplo, el “Círculo de Viena” y las corrientes neopositivistas anglosajonas que durante el siglo XX han venido adueñándose, camufladas bajo mil denominaciones y jergas, de los centros de investigación en el mundo entero.

Conocer al enemigo implica desmenuzar sus armas teórico-metodológicas para desactivarlas. Es necesario producir conocimiento profundo, en calidad y en cantidad, sobre aquello que estamos combatiendo. Desarrollar la crítica creadora y ejemplificadora, nítida y comprensible, a fondo e implacable, contra toda confusión. Lenin estudió todos los documentos escritos y redactó su obra aprovechando cada minuto disponible para conocer, críticamente, la bibliografía sobre filosofía y ciencia. Usó cuanto estudio y análisis tuvo a mano y leyó a cuanto autor pudo y, desde luego, repasó al detalle las obras de Mach y Avenarius. El texto quedó terminado hacia finales de septiembre de 1908 y había que editarlo de inmediato pero los 2.000 ejemplares de su primera edición debieron esperar un tiempo hasta mayo de 1909. Se re-editó de manera más amplia hasta 1920 con 30.000 ejemplares.

Durante el siglo XX y XXI la actividad científica se ha subordinado al mercado sometiendo la ciencia a la industria o al comercio. La ciencia sometida al gran negocio a espaldas de los problemas sociales. Lo vio venir Lenin. Entendió cómo se fabrican “conocimientos” para sojuzgarlos por el Estado oligarca que los pone al servicio de las empresas privadas tanto en negocios belicistas de las “grandes potencias”, como en la manipulación científica de las conciencias. La Batalla de las Ideas está más viva que nunca en sus refriegas diarias, en los rincones más pequeños y cotidianos y hace mucha falta un instrumental científico orientador con una dirección científica revolucionaria. Ese espacio vino a llenarlo generosamente Materialismo y Empiorcriticismo aun considerando las actualizaciones que ha impuesto la praxis actual. Estamos en el periodo de luchas en medio de una crisis teórica. El pensamiento dominante ha usado al positivismo como trinchera para atacar a la Filosofía, especialmente aquella que ha sido capaz de comprender y explicar al mundo concreto. El empiriocriticismo hereda del positivismo tal cometido y el dogmatismo de las “apariencias”, de la “sensorialidad” y de la invención de la realidad en las cabezas.

El centro del debate esgrimido por Lenin sigue vigente aunque algunas apreciaciones se han modificado siguiendo el desarrollo objetivo de la ciencia, de la política y de la cultura en los 110 años recientes. Eso incluye el aporte revolucionario de no pocos “pueblos originarios”. Está vigente la lucha contra el idealismo filosófico, contra el misticismo epistemológico, contra el individualismo, el apoliticismo, el “arte por el arte mismo” o el “arte puro”. Esta vigente la lucha contra las emboscadas anti-democráticas. Sigue en pie la lucha contra la fase superior del capitalismo y su plan monopólico imperialista. Contra toda negación de las leyes objetivas del desarrollo y la posibilidad concreta de conocerlas objetivamente; contra la ideología reaccionaria e irracionalista de las “nuevas” religiones y sectas.

Lenin supo advertir cómo se desarrollarían los medios intelectuales y académicos que han difundido ampliamente la omnipresencia de Dios con un “creacionismo” que es corriente religiosa y filosófica cuyos profesantes afirman ser fuerzas “progresistas”, un fenómeno de tergiversación ideológica muy extendido por ejemplo en USA. También se puso a la vista la necesidad de luchar contra el reformismo camaleónico de cierta socialdemocracia camuflada como “intelectualidad” académica de vanguardia. Y detrás de todo esto el “revival” del socialismo utópico posmoderno y la negación dogmática y furibunda a toda critica científica al capitalismo convertido en dogma espiritual de un “mundo perfecto” reservado para algunos privilegiados supremacistas.

Materialismo y Empiriocriticismo también ayuda a despertar alertas contra un “socialismo” religioso de nuevo cuño; contra un idealismo subjetivo ideado como entretenimiento de masas; contra el nuevo fideísmo nihilista de muchas bibliografías de autoayuda; contra la desconfianza en los pueblos como moda solipsista y literaria. Así desde su base metodológica Lenin nos ayuda a orientarnos en el bosque espeso de la ideología dominante para estar alertas contra todos los “intelectuales” oportunistas vendedores de corrientes ideológicas que, además del positivismo, han pergeñado su mercancía de palabrería “criticista”.

Esos que han enrarecido el territorio de las ideas con su idealismo subjetivo, su agnosticismo y todas las corrientes “socialistas de cátedra”, que combaten soterradamente al marxismo suplantándolo por uno “auténtico”, “crítico” y “anti-dogmático”. Son las catedrales del oportunismo que se infiltra en las luchas sociales para inyectar el veneno que ha reducido el concepto de alienación a un puro problema de conciencia individual y que borra del mapa la conciencia de clase. Sobreactúan su “amor” por la epistemología y por la metodología para disfrazar el egocentrismo que circunscribe las virtudes del intelecto al intelecto propio. Y todo para convencernos de que es imposible conocer el mundo, la materia… que son incognoscibles y que lo importante está en lo que uno piensa al margen de la realidad o de la verdad. Muy temprano vio Lenin el desarrollo de los empiriocriticistas como traficantes de subjetivismo camuflados con una epistemología reduccionista que limita al pensamiento a capacidades puramente subjetivas. Que reducen la ciencia a catálogos de opiniones abstractas. Relativismo furibundo.

Lenin dejó una obra, ampliamente vigente, que impulsa la teoría y el método científico para conocer el mundo, conocer la materia y conocer a los seres humanos en su historia y en sus conflictos dialécticos. Método con confianza científica en la inteligencia humana en oposición abierta a la filosofía burguesa dedicada, casi exclusivamente, a esparcir todo género de desconfianzas contra la humanidad inhabilitándola para conocer y comprender las leyes generales del universo y de la sociedad. Filosofía intoxicada con odio, vacilaciones y pesimismo. Filosofía mercantilizada entre refritos y falsificaciones históricas y mecanicistas, empantanada en la escolástica y el revisionismo negador de la dialéctica. Entendió Lenin que hacía falta una Revolución Permanente de las Ideas y expuso en su Materialismo y Empiriocriticismo una simiente prolífica para dar dirección teórico-metodológica a tal Batalla. Claro que no es el único libro de su género combativo ni el único en que Lenin de expide con aportes para la acción de las ideas. No es una “biblia”. Es imposible reseñar toda su riqueza en este espacio, pero no es imposible dejar asentada la gratitud. Se trata, más de un siglo después, de una obra indispensable.

de salvadorsolidaridadconcuba Publicado en Política